Helados en la Condesa… sobre un tranvía, ¿estás listo?

Nos derretimos por ir a este evento

Helados en la Condesa
Foto: Especial

Año nuevo, retos nuevos. Uno de tus propósitos puede ser probar todos los helados más ricos de la CDMX. Como esta labor es titánica, tienes la oportunidad de apuntarte al recorrido en tranvía por heladerías de la colonia Condesa, en el cual, además de probar las delicias de la zona, aprenderás un poco sobre la historia del helado.

Ice Cream Eating GIF - Find & Share on GIPHY

Para endulzarnos la vida, Tranvía Turístico organizó, junto con dos heladerías locales, una ruta para que puedas entrarle a unos helados hechos especialmente para esta época del año. Lo mejor es que podrás subirte a uno de los tranvías y solo tendrás que dejarte consentir, pues harán dos paradas: la primera será en Glace Helado Artesanal (que está en Mérida 215, en la Roma) y la siguiente en Nómada Heladería (Ámsterdam 297, col. Condesa). Este dulce recorrido se hará el próximo sábado y saldrá en punto de las 16 h frente al Foro Lindbergh. El costo del recorrido en tranvía por heladerías es de $200 y obviamente incluye degustación. ¿Qué más puedes pedir?

¿Qué ofrece cada heladería? Glace se ha distinguido por sus ingredientes de origen orgánico. Por ejemplo, si pides uno de mandarina (son de temporada), tu helado sin duda sabrá a esa fruta y no a saborizante. Las delicias que podrás probar en ese recorrido en tranvía por heladerías son ponche de frutas, galleta de jengibre con naranja y la de caramelo con pretzels y chocolate.

A Nómada Heladería quizá la conoces por su panadería. Sin embargo, sus helados rifan bastante y para prueba basta entrarle a los que prepararon para esta temporada: lichi, yogur de frutos rojos, tuna roja, yogur de yerba buena y helado de guayaba rosa. Puedes elegir las bolas del sabor que más te agrade, o combinarlas, y lo decorarán con una galleta de una personita de jengibre.

Datos vitales

El Foro Lindbergh está en av. Michoacán 39, col. Condesa, frente al Parque México.

También te puede interesar: Una burger de cuarto de kilo