Los habitantes de… La Arena México

Durante las funciones todas las miradas y reflectores apuntan hacia los luchadores que dejan hasta la última gota de sudor en el ring, sin embargo dentro de la Arena México hay otros personajes que son pieza fundamental para que la Catedral de Lucha Libre siga cosechando milagros. 

Luchas cara a cara y cuerpo a cuerpo es lo que se viven los fines de semana en la Arena México, ubicada en la colonia Doctores, a este lugar también se le conoce como la Catedral de la Lucha Libre en la Ciudad de México, nombre que se ha ganado a pulso, ya que en su interior se han realizado las batallas más importantes de esta disciplina deportiva.

Arena México 11 (1)

Pero aquí el espectáculo no comienza en el cuadrilátero, sino también en cada uno de los rincones de este emblemático lugar, el cual fue inaugurado el 27 de abril de 1956. Nos adentramos a las entrañas de este recinto para conocer a quienes le dan vida al espectáculo del pancracio.

 

“Respetable público”

Anunciador

Hasta el asiento más alejado de la Arena resuena la potente y madura voz que cita frases como: ” ¡Respetable publico! ¡Lucharán dos de tres caídas…”. Él es Iván Salguero, un joven de aspecto bastante amigable, quien desde hace 12 años se encarga de anunciar quiénes lucharán, de cuántas caídas y si es máscara contra cabellera o no.

En el tiempo que lleva trabajando como anunciador, Iván ha tenido la oportunidad de presentar a sus ídolos de la infancia como el fallecido Emilio Charles: “Nunca imaginé estar en un ring con él”, actualmente admira al Último Guerrero, ya que considera que es uno de los gladiadores más completos.

“Sencillito y carismático” 

Arena México 3

No hay lucha sin un referí y por ello nos dimos a la tarea de buscar a uno con la mayor tradición, hace 43 años empezó como mediador en la lucha, su fama comenzó a crecer y desde hace 25 años el público lo reconoce como ‘El Tirantes’, aquel hombre que siempre viste elegantemente de negro comenta que su inspiración es el pachuco ‘Tin Tan’.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: A PIE POR LA… MÍTICA COLONIA DOCTORES

“Amo lo que hago, cobro por hacerlo, porque sé que soy el mejor, yo no imagino mi vida sin la Lucha Libre, y no imagino la Lucha Libre sin mi”, realmente compartimos su opinión, tampoco imaginamos las luchas sin este controversial personaje, querido por muchos y odiado por otros, él se encarga de levantar la mano del triunfador en cada combate.

‘El Tirantes’ tiene un sinfin de historias sobre la Arena que podría contar, sin embargo cometa y concluye diciendo lo siguiente: “Para poder contar una de tantas historias que he visto durante todos estos años tendría que sentarme a conversar dos noches y dos días”.

Los rudos, los rudos, los rudos

Arena México 1 (1)

La historia de Bobby Z comienza años atrás en la comarca lagunera, cuando era parte de las fuerzas básicas del Santos Laguna, a pesar de pertenecer a una familia futbolera prefirió la rudeza de la Lucha Libre. “Me incliné por la lucha libre a pesar de contar con todo para ser un futbolista profesional y no me arrepiento porque con ella he viajado por casi todo el mundo”.

Tiene 24 años y practica la lucha desde los siete, desde pequeño sintió empatía por el Último Guerrero y al Místico, hoy le ha tocado compartir el ring con ellos y en ocasiones hasta les ha ganado en combates.

Para echarse un taco de ojo 

Arena México 2 (1)

Como en el futbol, en esta disciplina deportiva también hay espectáculo de medio tiempo y está a cargo de las bellas edecanes, también conocidas como las Diosas del ring, quienes al ritmo de la música contonean el cuerpo para prender al apasionado público, quienes entre chiflidos, gritos y piropos les dan la bienvenida.

Gaby Bau trabaja desde hace 5 años en el Consejo Mundial de la Lucha Libre: “La gente me chifla y eso me hace sentir bien porque me doy cuenta de que están contentos con mi trabajo”.

Con linterna en mano

Arena México 5 (1)

“Los rudos, los rudos, los rudos”, después de 58 años trabajando aquí, Primo Valencia ha perdido la cuenta de las veces que esa frase se ha repetido. Con linterna en mano se encarga de asignar el lugar al “apreciable público”, sabe de memoria que número le corresponde a las más de 15 mil butacas que ahí se encuentran.

De las cosas que más recuerda es la ocasión en la que le tocó acomodar a Cantinflas: ” Fue en la época en que más de moda estaba”, también le tocó ver batallas en donde lucharon personajes como El Santo, Blue Demon y El Cavernario, aunque su favorito siempre fue el enmascarado de plata. De las cosas tristes, dice, no se acuerda porque él no trabaja, “yo me divierto”.

Amante de la limpieza

Arena México 6 (1)

María Elena Álvarez se encarga de mantener limpios los baños durante las funciones, aunque en ocasiones le dan ganas de tirar la toalla y decir: “Guacala de pollo”, la mujer de cabello corto y baja estatura comenta que le gusta su trabajo porque es amante de la limpieza, aquí saca el estrés acumulado durante la semana, solo trabaja martes, viernes y domingo.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: 60 AÑOS DE HISTORIAS Y LEYENDAS EN LA ARENA MÉXICO

María Elena es una mujer de aproximadamente 40 años, de los cuales 18 ha dedicado a esta labor, refiere sentirse satisfecha con su trabajo, sin embargo una de las cosas que le disgusta es lavar los baños de los caballeros porque suelen ser muy impacientes: ” Hay veces que estoy lavando los baños y los hombres entran sin avisar, aunque nunca me han faltado al respeto, sí me resulta incómodo y pues mejor me salgo”

Endulzando la lucha 

Arena México 17 (1)

A Anita, como le dicen de cariño a esta vendedora de Dulces, trabajar en la Arena cambió su vida porque antes de ello no realizaba ninguna actividad.”Llegar aquí me dio la oportunidad de sentirme útil, y generar un ingreso para mí y mi familia”.

Con una charola llena de papas, cacahuates y chocolates, Anita pasa a los lugares de los aficionados, esta actividad le resulta divertida,” lo único que hago es venir a vender y eso le da sentido a mi vida”.

(Foto: Lulú Urdapilleda)