Qué debe de llevar tu mochila de emergencia

mochila de emergencia sismo

La mochila de emergencia es una gran herramienta que te ayudará en un momento crítico ante desastres naturales como lo es un sismo. Aquí te decimos qué debe llevar tu mochila que puede salvarte la vida.

En general, objetos que te ayuden a sobrevivir durante, al menos, 72 horas. Es individual, así que cada miembro de la familia debe tener una, aunque vivan en la misma casa. Procura que sea impermeable y de costuras anchas; y considera el tamaño: lo más recomendable es que no sea tan grande para que puedas mover con libertad los brazos.

Ayuda psicológica después de un sismo

Esto es lo que necesitas para armar tu mochila de emergencia:

  • Documentos importantes: acta de nacimiento, matrimonio, pasaporte, licencia, credencial del servicio de salud al que estés afiliado, pólizas de seguros, escrituras, documentos bancarios, INE. Es mejor si los guardas en un fólder o bolsa plástica.
  • Agua embotellada: por lo menos tres litros. Considera que necesitas al menos un litro al día en caso de emergencia.
  • Alimentos: comida no perecedera, empaquetada o enlatada, con abre fácil y ligera. Pueden ser galletas, chocolates, atún, cereal, semillas, frutas deshidratadas. Considera por lo menos cuatro raciones.
  • Luz: lámparas con pila, de preferencia led, velas o cerillos resistentes al agua, o barras de luz química. (Considera pilas de repuesto).
  • Comunicación: una radio AM y FM con pilas de repuesto o de base de dínamo.
  • Ropa: una muda interior y exterior, guantes, calcetines, suéter y gorro.
  • Navaja multiusos.
  • Higiene: pasta de dientes, cepillo dental, jabón, papel higiénico y toallas sanitarias.
  • Mapas: de la diagramación de tu casa y de tu ciudad, donde aparezcan hospitales.
  • Contactos: una pequeña agenda —de papel, nada electrónico— con números de emergencia, de familiares y amigos.
  • Celular: está comprobado que salva vidas. Mantenlo siempre cargado y guarda una pila portátil.
  • Botiquín de primero auxilios: medicinas que no necesitan prescripción médica (pero antes verifica que no estén caducos) como antiinflamatorios, antialérgicos, analgésicos. También pueden ser útiles cubrebocas, guantes de nitrilo o látex, lentes, vendas, gasas, tijeras, jabón antibacterial, desinfectante de heridas y agua oxigenada.
  • Manta: si es térmica, mejor.
  • Llaves: un duplicado de las llaves de tu casa y automóvil.
  • Dinero: considera que en una emergencia es difícil que sirvan los cajeros o las terminales bancarias. Guarda dinero en efectivo.
  • Silbato: puede ser de mucha ayuda en caso de que estés en riesgo.

Arma con tu familia o con tus roomies un plan de protección civil en caso de emergencias. Coloca tu mochila en un lugar visible y accesible, de preferencia, que esté en tu ruta de evacuación. Recuerda, nunca será exagerado estar bien prevenido.

Aquí puedes saber si tu casa es segura