El museo más secreto de la CDMX

museo secreto

Edificio chilango antiguo que se precie tiene un montón de leyendas sobre sus usos anteriores: convento, cuartel militar, hospital… Y en algunos casos no es mito, como en el de Regina 7, un inmueble con toneladas de historia y un museo secreto.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: VIAJA HASTA LAS MALVINAS EN ESPA EXPO EN UNIVERSUM

Primero fue un convento donde las monjas vivían aisladas del mundo. Con la Guerra de Reforma, Juárez lo convirtió en cuartel y, en 1871, se lo dio a Ramón de Obregón, un cuate que lo había apoyado (cualquier parecido con la actualidad es coincidencia). Él, a su vez, se lo cedió a Concepción Béistegui. Ella seguro te suena por la calle de la Del Valle, pero quizá no sepas que fue una ricachona filántropa. Al morir, en 1873, como no tenía pareja ni hijos, le dejó sus bienes “a su alma y al bien común”. Se hizo su voluntad y, en 1886, se inauguró un hospital que llevaba su nombre. El sanatorio aparece mencionado en Santa, donde dice que era el más bonito y salubre de la época.

En 1986, se convirtió en asilo para adultos mayores. Aquí viven aproximadamente 100 hombres y mujeres que no pagan su estancia y son atendidos por especialistas.

La parte del museo apenas abrió en 2015. Es un salón pequeño, perfectamente restaurado, con todo y muebles originales de la época. Están exhibidos un par de tumores, bien feisísimos. Uno viene acompañado de la foto de la mujer que lo padecía. También hay vitrinas con instrumental médico, documentos, autoclaves y hasta una máquina de electroshocks. En uno de los muros se muestran dos enormes cuadros con las fotografías de los practicantes que trabajaron aquí; ellos eran quienes hacían la chamba mientras los médicos titulares rockstareaban. Es una galería de peinados cool y bigotazos que los DJ’s y mixólogos de hoy en día envidiarían.

También salvaron parte de la biblioteca del hospital. Entre eso y los expedientes que se rescataron de los primeros años de operación como sanatorio, hay muy buen material para saber cómo era la práctica de la medicina en aquel entonces.

El Museo de Sitio del Antiguo Hospital Concepción Béistegui está en Regina 7, colonia Centro. Abre los domingos de 10 a 17 horas y la entrada cuesta 20 pesos.