Síguenos:
11/04/2021
HomeCiudadChilango nostálgico: nuestros primeros libros

Chilango nostálgico: nuestros primeros libros

Los primeros libros que leímos en secundaria.

Tal vez no nos aprendimos las capitales de todos los países, pero en la escuela tuvimos acceso a algunos de nuestros primeros libros.

¿Te acuerdas de la época escolar? Sí, esos años en los que ir a la escuela era un martirio y moríamos por crecer (éramos tan ingenuos). Seguro recordarás que los profesores, en especial el de Español, se empeñaban a inculcarnos amor por la lectura y nos encargaban leer diversos libros, ya sea para realizar ensayos o exámenes.

Algunos compañeros solían leerlos mientras que otros preferían buscar resúmenes o, “mejor aún”, ¡la película! El chiste es que, aunque la variedad de nuestros primeros libros era muy grande, es casi seguro que te tocó leer alguno de estos.

¿Quién se ha llevado mi queso?

Tal vez hoy en día todavía te preguntes: y al final, ¿quién se llevó el queso? El libro de Spencer Johnson relata la historia de dos hombrecillos y dos ratones que van en busca de queso en un laberinto. En teoría, la historia es un reflejo de la vida real y la enseñanza es que hay que adaptarse a los cambios para sobrevivir.

Tal vez en su momento no lo notamos, pero es un libro famosísimo que vendió millones de copias en todo el mundo y que podía adaptarse a un montón de situaciones de la vida. Lamentablemente, su autor falleció este 2017.

Cien años de soledad

En la bella y confusa época de la secundaria, los maestros decidieron que era hora de que conociéramos al gran Gabriel García Márquez, en especial su novela Cien años de soledad.

Después de impactarnos porque es bastante grueso (según nuestros jóvenes ojos), descubrimos la historia de la familia Buendía y su vida en el recién fundado pueblo de Macondo. Entre tantos personajes era un tanto difícil agarrarle el hilo a la historia, pero una vez que todo cuadraba, por fin aprovechábamos al máximo uno de los libros más importantes de todos los tiempos.

Popol Vuh

Foto: Cedisa Libros

Es innegable que uno de los primeros libros que llegaron a nuestras manos fue el Popol Vuh.Este libro consiste en un texto maya en el que se explica cómo los dioses crearon el mundo, al hombre y todo lo que lo rodea.

Popol Vuh es considerado uno de los textos más importantes de la cultura maya. Ha sido traducido y adaptado innumerables veces. Incluso, existe una versión para niños que seguro también leíste.

La panza del tepozteco

¿Te acuerdas de Alaín y su loca aventura por Tepoztlán? El libro de José Agustín relata la historia de este joven y sus amigos, quienes deciden ir a Tepoztlán a pasar las vacaciones escolares. Ahí se encontrarán con Pancho, un intrépido muchacho que los llevará a una cueva, donde se topan de frente con nuestro pasado prehispánico (literalmente hablando).

El principito

Antoine de Saint-Exupéry escribió este maravilloso libro que ha alcanzado fama mundial. La historia relata el encuentro de un aviador con un pequeño niño a quien bautiza como “el principito”. Mientras el hombre intenta arreglar su aeronave, el misterioso niño le explica que él no es de la Tierra sino de otro planeta. Además, le enseña varias lecciones que el hombre no podrá olvidar jamás.

A pesar de que parecer ser un libro para niños, el Principito trae un mensaje bastante profundo.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: CHILANGO NOSTÁLGICO: LECTURAS DE LA SEP PARA RECORDAR NUESTRA INFANCIA

Aura

Otro de los grandes clásicos. Es casi imposible no recordar a la misteriosa Aura, a su tía Consuelo y, por supuesto, a Felipe, el joven historiador que estaba empeñado en llevarse a Aura muy lejos. Este libro fue escrito por Carlos Fuentes y nos sorprendió bastante en varios momentos de la historia, en especial cuando Felipe va descubriendo uno de los secretos que envuelve a su amada.

El periquillo sarniento

Antes de morir, Pedro Sarmiento decide que es el momento perfecto para contar su tragi-cómica vida, sus intentos por tener riqueza fácil, así como las curiosas decisiones que lo llevaron a vivir aventuras increíbles.

La obra de José Joaquín Fernández de Lizardi nos llevó a conocer un poquito sobre las costumbres de la época de la Colonia en México.

El Lazarillo de Tormes

Al igual que con el Periquillo, con este libro no sabías si reír o llorar con las aventuras de Lázaro de Tormes, quien va de amo en amo intentando ganarse la vida, o por lo menos que lo traten bien. Constantemente se ve expuesto ante los tratos y comentarios de la sociedad. No obstante, él sigue intentando e intentando hasta que consigue lo que él llama felicidad.

Don Quijote de la Mancha

Aunque sea en la versión resumida, pero la mayoría de los chilangos tuvimos que leer al gran hidalgo Don Quijote de la Mancha y sus increíbles aventuras en compañía de Sancho Panza. El libro, escrito por Miguel de Cervantes, hace una parodia de los “valientes” caballeros que había en aquella época.

Macario

¿Cómo olvidar a Macario y su enorme deseo por comerse un pavo él solo? Este también fue de nuestros primeros libros. Es del autor B. Traven y tiene como protagonista a Macario, un hombre pobre que sueña con comerse un pavo entero. Cuando por fin logra hacerse de uno, un extraño sujeto se aparece ante él y le pide que le comparta de su manjar. Macario accede, sin sospechar que gracias a eso vivirá experiencias increíbles.

Pero estos son sólo algunos de nuestros primeros libros, la lista sigue y sigue. ¿Cuál recuerdas tú?

Written by

Egresada de FES Aragón (UNAM) me encuentro en constante cambio y aprendizaje. Curiosa de todo lo que acontece a mi alrededor y fiel a la idea que todos tenemos una historia que contar.