A pie por… la colonia San Pedro de los Pinos

Recorrido por la colonia San Pedro de los Pinos.
Foto: Karla Almaraz

Una zona arqueológica y un mercado de mariscos son algunos de los atractivos de la colonia San Pedro de los Pinos.

Algunos sitios de la Ciudad de México se caracterizan no sólo por tener la tranquilidad y silencio de antaño, sino por mantener aunque sea un pedacito de nuestro pasado, ese es el caso de San Pedro de los Pinos.

Su historia

Foto: Karla Almaraz

San Pedro de los Pinos, perteneciente a la delegación Benito Juárez, antiguamente era parte del rancho de San Pedro y Santa Teresa de los Pinos. A finales del siglo XIX, las tierras del rancho fueron fraccionadas, dando así origen a dicha colonia; sin embargo, el trazo final quedó establecido hasta varios años más tarde.

Se dice que —durante sus primeros años— la colonia se distinguía por tener infinidad de quintas de verano, las cuales desaparecieron con el tiempo y dieron lugar a casas y pequeños edificios departamentales. No obstante, todavía es posible ver algunas construcciones de antaño, así como un antiguo centro ceremonial.

Una vez conocido esto, es hora de recorrer San Pedro de los Pinos.

Zona arqueológica

Foto: Archivo

Una de las formas más fáciles de acceder a la colonia (de sur a norte) es por Metro San Antonio de la línea naranja, pues te deja justo en las orillas de la San Pedro de los Pinos y a unas cuantas cuadras de la Zona Arqueológica de Mixcoac, la cuál será nuestra primera parada.

Este peculiar espacio, aunque pequeño, tiene un valor histórico bastante importante. Fue descubierto en 1916 y consiste en una pequeña estructura de piedra que hace muchísimos años formó parte de un centro ceremonial en honor a Mixcóatl, dios de la caza.

El sitio está muy bien conservado; sin embargo, no se permite la visita de personas salvo contadas ocasiones, por ejemplo durante algunas visitas guiadas. Como dato extra, se dice que Octavio Paz fue prácticamente quien, durante su niñez, descubrió accidentalmente estos restos prehispánicos.

Centro Cultural la Pirámide

Foto: Karla Almaraz

Pegadito a la zona arqueológica se encuentra este centro cultural. Tiene más de 15 años de historia y desde sus inicios se ha distinguido por ofrecer diversos talleres culturales y artísticos como de ritmos brasileños, zapateado jarocho, danza y hasta clases de DJ’s.

De igual manera, en sus instalaciones suelen organizarse conciertos y muchos eventos. Además cuenta con una biblioteca, un jardín botánico y un salón de danza.

Foto: Facebook Centro Cultural La Pirámide

Dónde: Cerrada de la Pirámide, esquina con calle 24

ESTO TE PUEDE INTERESAR: A PIE POR LA MÁGICA COLONIA CHIMALISTAC

Mercado de San Pedro de los Pinos

Foto: Karla Almaraz

A unas cuadras de la zona arqueológica, nos encontraremos con el Mercado de San Pedro de los Pinos. Fue inaugurado el 27 de julio de 1957 y su construcción corrió a cargo del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, quien también participó en la construcción de otros mercados como el de la Lagunilla.

Desde su inauguración, el sitio se ha caracterizado por sus marisquerías. En ellas puedes probar cualquier platillo marino que se te ocurra, desde un tradicional coctel de camarón hasta pulpo en su tinta.

Dónde: Avenida 2 s/n, esquina con Calle 7

La iglesia

Foto: Karla Almaraz

La Parroquia de San Vicente Ferrer es la iglesia por excelencia de San Pedro de los Pinos. Terminó de construirse en 1922; sin embargo la torre de la fachada principal se le agregó varios años después.

Su fachada destaca por su estilo neobarroco, mientras que el interior resalta por el vitral de los misterios del rosario, que fue elaborado en 1937 por Víctor Francisco Marco.

El templo está justo enfrente del mercado.

Foto: Karla Almaraz

Parques

Foto: Karla Almaraz

San Pedro de los Pinos tiene dos parques, y el más grande es el Parque Miraflores. Está ubicado sobre la Avenida 2 y cuenta con diversas áreas verdes, espacios para hacer ejercicio y zona para niños.

Hace siete años –y con motivo del bicentenario del inIcio de la Independencia de México– se colocó una estatua a José María Morelos y Pavón. A su alrededor hay una galería de arte, varias cafeterías y una pizzería.

Ubicación: Calle Avenida 2, esquina con Calle 21

Foto: Karla Almaraz

Por otra parte tenemos al Parque Pombo. El sitio hace honor al abogado oaxaqueño Luis Pombo, quien donó el predio para que se construyera el parque.

Está ubicado a escasos pasos de Metro San Pedro de los Pinos y se encuentra relativamente cerca del mercado y de la iglesia. Cuenta con un kiosco y un área de juegos para niños. Muchos de los vecinos lo consideran el centro de toda la colonia, en especial por los múltiples negocios de comida que están a su alrededor.

Foto: Karla Almaraz
Compartir
Artículo anteriorSimple Plan vuelve a México
Egresada de FES Aragón (UNAM) me encuentro en constante cambio y aprendizaje. Curiosa de todo lo que acontece a mi alrededor y fiel a la idea que todos tenemos una historia que contar.