A pie por la colonia… Álamos

Descubre a pie los secretos de la colonia Álamos.

Aunque discreta y convencional, la colonia Álamos tiene mucho que ofrecerle a la población chilanga.

Ubicada al noreste de la delegación Benito Juárez, la colonia Álamos comenzó su historia por ahí de los años 30. Sus calles llevan el nombre de regiones o personajes directamente relacionados con España, debido a que algunos de sus fundadores eran originarios de esa nación.

De hecho, se dice que sus primeras casas tenían un estilo español o californiano muy marcado. Actualmente todavía es posible ver algunas; sin embargo, ya son muy escasas, pues el terremoto de 1985 provocó enormes daños en la colonia y muchísimas casas tuvieron que ser demolidas. En su lugar se construyeron edificios departamentales, los cuales predominan actualmente.

A pesar de que la colonia ha cambiado con el tiempo, la mayoría de sus comercios todavía son tradicionales. Aunque sí los hay, los comercios de grandes cadenas comerciales todavía no son tan notorios como en otras áreas de esta delegación. Pero para conocer todos los secretos que esconde es necesario recorrerla a pie.

Parque Álamos

En esta ocasión comenzaremos por el área verde que distingue a la colonia Álamos. Está conformada por diversas zonas para niños, áreas con aparatos de ejercicio y unas canchas muy concurridas. Además de ser una de las zonas ideales para hacer ejercicio, también es elegido para pasear a las mascotas de los vecinos.

Sin embargo, la parte más importante del Parque es justo la esquina de Isabel la Católica y Cádiz, donde se encuentra la Sociedad Astronómica de México.

Esta Asociación Civil fue fundada en 1902 con la finalidad de facilitar la enseñanza sobre todo lo que encierra el universo. Actualmente cuenta con tres edificios. El que se encuentra en este parque es la sede principal y tiene en sus instalaciones una biblioteca especializada, planetario, observatorio astronómico, talleres y sala de cómputo y lectura, entre muchas cosas más.

A esta sociedad se han unido diversas personalidades como Francisco Gabilondo Soler (Cri cri), Valentín Gama y muchos más.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: A PIE POR LA COLONIA FEDERAL Y SU FORMA DE TELARAÑA

 El mercado del barrio

Al igual que los alrededores de la colonia, el mercado tiene un aspecto bastante tradicional y colorido. Aunque no es muy grande, está dividido en varias áreas, siendo la más grande donde se encuentran las frutas, verduras, productos de abarrotes y una que otra estética; mientras que en las más pequeñas se venden ropa, recuerditos de fiesta, uniformes y zapatos.

Fue fundado el 6 de marzo de 1966 y se caracteriza por estar muy buen surtido, por la excelente comida que preparan (destacando la barbacoa) y porque algunos de sus locales ya aceptan pagos con tarjeta de crédito.

 Casa de cultura postal

Fundado en 1979, este sitio está lleno de cultura y arte. Aquí se puede participar en distintos talleres como danza, pintura, karate, yoga, guitarra y muchas manualidades. Lo mejor es que hay clases para todas las edades. Así que no hay pretexto.

Iglesias

La colonia Álamos cuenta con dos pequeñas parroquias. La primera es la de Nuestra Señora de la Consolación, ubicada en la calle de Toledo. Aunque es pequeña, tiene un gran significado para la Álamos, pues se dice que fue construida casi en la misma época que se fundó dicha colonia. Sin embargo, fue hasta 1984 cuando se le dio el nombre de parroquia.

La segunda es la Parroquia de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos y se encuentra en la calle de Certificados. Es más pequeña que la antes mencionada; sin embargo, el altar también está hecho de mármol y azulejos. Para encontrarla te recomendamos llegar por la calle de Correspondencia, pues, a diferencia de otras iglesias, esta no es más grande que los edificios departamentales que la rodean.

Kinder canino

Aquí hay escuelas para todos, incluyendo los perros. Este lugar está ubicado en Xola 100 y tiene todo para que las mascotas la pasen bien, desde entrenamientos, actividades y un espacio donde el perro andará libremente, pues no los encierran en jaulas. Cabe destacar que también hacen fiestas caninas, ¡sí, fiestas para perros! Porque ellos también cumplen años.

Comida cachonda

Algo que predomina en esta colonia son los pequeños negocios de comida, en especial con nombres muy peculiares, como la torta cachonda (que pesa más de un kilo), Chon y Chano, que ofrecen comida tradicional mexicana, o “El huarache veloz”.

La monumental torta cachonda.

(Fotos: Karla Almaraz y cortesía)

Compartir
Artículo anteriorA salvo de las inundaciones
Artículo siguienteEdición impresa: 15/06/2017
Egresada de FES Aragón (UNAM) me encuentro en constante cambio y aprendizaje. Curiosa de todo lo que acontece a mi alrededor y fiel a la idea que todos tenemos una historia que contar.