El misterioso puente de Eiffel en Ecatepec

puente de Eiffel en Ecatepec
Foto: Tamara de Anda

Como no tenemos poderes sobrenaturales para hablar con los muertos, no podemos ir a preguntarle a Gustave Eiffel cómo está eso de que en Ecatepec hay una obra suya. Todo lo que tenemos es a la tradición oral. Esta dice que en 1870 se instaló un puente para unir a Ciudad de México con la entonces boyante Pachuca y que el autor es el mismo diseñador de la Torre Eiffel, en París. Más de 100 años después, la impresionante estructura continúa ahí, abandonada y cubierta con unas láminas bien gachitas. Así es como hay un puente de Eiffel en Ecatepec.

puente de Eiffel en Ecatepec
Foto: Tamara de Anda

El espacio fue rescatado en el año 2000 por el artista plástico Manuel Bueno Herrera, quien logró convertirlo en un centro cultural donde se impartían talleres y se organizaban diversas exposiciones y eventos. Se llamaba Puente del Arte. Sin embargo, a mediados de 2016 lo cerraron, quesque para remodelarlo, pero se les olvidó. Desde entonces sus puertas han permanecido cerradas. La administración municipal y la estatal se avientan la bolita mutuamente mientras el inmueble acumula basura, óxido, grafitis y pipí —sumada al mal olor del entorno, ya que por debajo pasa un canal de aguas negras—.

No somos consultores políticos, pero se nos ocurre que en un municipio con tan mala reputación podría aprovecharse el hecho de tener una obra del ingeniero civil más famoso de la historia, ¿no? Aunque fuera por el name dropping.

A pesar de ser enorme, el Puente de Fierro ha sido invisibilizado como obra arquitectónica, punto de encuentro o espacio público, y se ha convertido más en una referencia geográfica… que sirve para ubicar desastres viales o crímenes. También le da nombre a la estación de Mexibús cercana y a un foro al aire libre donde se arman toquines de punk y rock urbano.

puente de Eiffel en Ecatepec
Foto: Tamara de Anda

En su estado actual, el Puente de Fierro es una especie de monumento a las malas decisiones, a la corrupción, al abandono, a la ignorancia. No nos queda nada más que esperar a que a esta o a la próxima administración les caiga el veinte sobre el valor arquitectónico, artístico e histórico de esta obra.

Con todo y todo, vale la pena darse una vuelta, además de que puedes aprovechar para ir a la vecina Casa de Morelos, donde tienen el esqueleto de un mamut. El Puente de Fierro está en el cruce de la avenida 1 de Mayo y la Carretera Federal México-Pachuca, en San Cristobal Ecatepec.

También te puede interesar: Excéntrica CDMX | Vuela, vuela

Compartir
Artículo anteriorBurgers con mención honorífica en 2017
Artículo siguienteContracultura pop | 2017 en cachitos (II)
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.