De Coapa para el mundo

Contrario a lo que uno pensaría, ese remanso de la clase media que es Coapa nunca se ha caracterizado por tener una buena hamburguesería. Tiene largas avenidas repletas de taquerías (algunas de las más tradicionales y sabrosas del sur de la ciudad) pero pocas burgers, salvo las opciones de centro comercial o de carrito. Por eso, cuando noté comentarios de un burger joint en el corazón de Coapita La Bella, me emocioné.

Llegar a la Hamburbifería es una buena travesía. Está en la parte de arriba de un restaurante de cortes de carne, así que salivé por el olor de los asadores, mientras me clavé en la amplia carta de opciones.

Hay 10 tipos diferentes, unos muy poco ortodoxos, como la de arrachera laminada (que quiero suponer que no tiene ni carne molida) o la New York Roast Beef (que es de costilla de roast beef). Me fui por la más sencilla, la California Angus Cheeseburg- er, con jugosa carne de res sazonada con la receta de la casa, queso cheddar, vegetales orgánicos y un brioche artesanal horneado ahí mismo. Se puede pedir de 125 gramos y una enorme de 250. Obviamente, elegí la versión grandota.

En el menú advierten que “una gran hamburguesa requiere de tiempo”, lo cual no es necesariamente cierto, pero entendí que debía esperar al menos 20 minutos por ella.

Llegó y lucía espectacular. Enorme, pan con ajonjolí negro, vegetales lindos y un portento de pattie del cual rebosaba como de publicidad una generosa porción de cheddar. Ataqué y sonreí.

La carne, muy bien en término; jugosa, grasosa, quizás demasiado amalgamada (aunque no dura) y saladita. El pan, bastante aguantador. Puede ser que los 250 gramos sean un poco de más. Me llenó muchísimo y creo que el tamaño hace que el sabor sufra un poco. A mi siguiente vuelta, pediré la versión de 125.

Me gustó. No me mató, pero supe que por fin había llegado una buena hamburguesería a Coapita La Bella.

La Hamburbifería
Calzada del Hueso 820 Planta Alta, Hacienda de Coyoacán
FB: @hamburbiferia

 

Compartir
Artículo anteriorLa zona de Daniel Lezama
Artículo siguienteLa censura, versión 2018
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.