¿Quién dijo que las garnachas no eran para veganos? Gatortas demuestra que aún los más conscientes y saludables también pueden ser glotones de corazón.

Torterías en la Ciudad de México hay muchas, pero —aunque cada una le brinda su toque personal y el estilo chilango a más no poder a este platillo de la dieta “T”— pocas le han dado un giro tan poco convencional como Gatortas. Acá la propuesta va dirigida para los veganos, aunque, en realidad, sus guisados son tan deliciosos que ya se han ganado a varios feligreses que se declaran carnívoros de corazón.

Las tortas son —en apariencia— bastante modestas, pero no dudes que con una vas a satisfacer no sólo al antojo, sino también al apetito, pues se preparan con la típica base de frijoles, mayonesa vegana, aguacate y lechuga acompañada de un ingrediente principal, o mejor aún, de la combinación que más llame la atención de tu paladar. Los guisados son bastante tradicionales: milanesa, salchicha, pastor, suadero, chorizo y pibil; pero todos son 100% veganos, hechos con trigo, soya, cacahuate, almendras y, en algunos casos, como en el quesillo, tapioca.

Eso sí, no te sorprendas por lo austero del puesto y mucho menos porque acá no vas a encontrar al público típico de los restaurantes veganos, ya que este lugar busca romper con todos los esquemas de esta oferta gastronómica. Los creadores de este proyecto son un colectivo conformado por Victoria Zetina, Alexandra Ayala, Ángel González y Melissa Ayala, quienes apostaron por hacer accesible una dieta que hasta hace unos años no lo era tanto. Aún hoy, encontrar una tortería vegana en la calle es algo poco conocido y ellos buscan, precisamente, invitar a más personas, si bien no para convertirlas al veganismo pero sí —al menos—a que experimenten lo delicioso que puede ser.

Para el grupo ha sido un largo camino, pues aunque algunas personas ya tenían experiencia restaurantera, todos tuvieron que aprender a crear sus platillos sobre la marcha. Primero empezaron con videos en YouTube y ya después dándole un sazón propio. Pero es evidente que su estrategia les ha funcionado, pues acá lo mismo vienen a comer quienes llevan años con una dieta libre de crueldad animal que los godínez de la zona. Tanto ha sido su éxito que por lo menos de 14 a 16 horas —horario preferido para la comida godín— nadie tiene tiempo para detenerse ni siquiera un instante.

Las Gatortas cuestan $45 y, si quieres quesito extra, son $50 en total. La favorita es la de milanesa con salchicha y te aseguramos que, de no ser porque ya te dijimos que son veganas, no notarías la diferencia. Para acompañar tu pedido, cuenta con vasos de agua refill que cambia todos los días y cuesta sólo $10. Y si te conquistan las tortas, pero no quieres repetir platillo a diario, aquí también encuentras tacos de $15, los cuales fácilmente puedes compartir; hot dogs de $25, gringas en $35 y postres que van desde donitas en $8, hasta un delicioso tiramisú por tan sólo $25.

Todo en el menú es vegano, desde el aceite hasta los postres. Victoria asegura que esto se debe a que ellos quieren compartir una dieta ética hacia los animales. Al grupo no sólo lo unió su dieta, sino también su amor por los animales, en especial hacia los gatos, lo cual fue la principal inspiración para el nombre de este lugar. Además de la cocina, el equipo de Gatortas también busca crear conciencia dando difusión a través de sus redes sociales a diferentes asociaciones que se dedican al cuidado de las mascotas, demostrando que hasta las pequeñas acciones pueden tener una gran diferencia.

¿Dónde? Puebla s/n esquina con Insurgentes, col. Roma Norte

¿A qué hora? De lunes a sábado, en horario de 12 a 19 horas.

¿Con cuánto? Con $80 quedarás más que satisfecho.

 

(Fotos: Cortesía)

Compartir
Artículo anteriorUn western con el sello de Stephen King
Periodista en formación y narradora de historias cotidianas por vocación. Twitter: @dsaavi