La Roma ataca de nuevo: Mind the Bun.

Nunca he negado, querido lector, mi condición de asalariado; así que imagine mi sorpresa y felicidad al ver que a escasos metros de mi lugar de trabajo abireron un flamante burger joint. Salivé, sonreí y me emocioné. A la primera oportunidad ahí estaba sentadito a la hora de la comida en Mind the Bun (Valladolid 76B, Col. Roma Norte). El menú es sencillo: siete burgers diferentes, cuatro son de carne Angus, una vegetariana, una de pulled pork y una de atún.

Me gusta llegar así, sin una expectativa real de qué esperar, porque no tenía ninguna referencia. Lo único que esperaba es que no fuera una hamburguesería más de la Roma. Llegué, me senté. Me eché la carta y escogí la burger insignia y recomendación del lugar: la Chainsmoked. Sencilla, pero llamadora. Carne Angus (aproximadamente 150 g), panceta, queso americano, cebolla caramelizada, mayonesa ahumada MTB (especialidad de Mind the Bun), jitomate y lechuga. Se sirve sola, pero por un poquito más de dinero te la sirven con una porción (pequeña) de papas a la francesa.

Llegó y lucía muy bien. La panceta sobresalía, la mayonesa se asomaba y anunciaba algo bueno. El bollo, aunque se sentía un poco seco, respondía muy bien al embate de la grasa. Primera hincada de diente y bien. Me costó un poco de trabajo encontrar el sabor del pattie, que estaba muy debajo de la cebolla caramelizada y la mayonesa. Sin embargo, ya que lo encontré, me pareció adecuado. Con un poquito de ketchup, acabó de amarrar todo.

En general me pareció competente. Está bien a secas. El término de la carne bien. El pan bien, aunque un poco seco. La panceta bien, aunque añadía mucha grasa al platillo en general. Sí puede llegar a tener grasa de más. Quizá fue prematuro visitarlos, pero cuando se abre un lugar se debe estar ya listo para ofrecer lo mejor posible. Pero mi corazón godín sonrió y regresaré pronto.

Compartir
Artículo anteriorEl Che desde una nueva mirada
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.