Contra todo pronóstico

las hamburguesas de la Roma

Si es usted lector asiduo de esta columna, conoce mi reticencia a hacer reseñas de hamburguesas de carrito y/o de puesto callejero. Mis razones son varias; sin embargo, hace poco decidí explorar ese mundo después del reclamo de lectores. Me di a la tarea de probar unas que llevaban años recomendándome. “Las mejores de la ciudad”, dicen, son las hamburguesas de la Roma, en la esquina de Morelia y Colima. Como soy juzgón y prejuicioso, y además estoy retirado de la vida nocturna, nunca las había comido. Me lancé muy a mi pesar, pero con la idea de dar carpetazo de una vez.

La humareda y olor delatan una orgía de carbón. Los comensales, cual jauría hambrienta, se arremolinan en torno al puesto y se impregnan del aroma. El menú es sencillo: con o sin queso, con piña, con doble queso, con doble carne. Elegí la sencilla con doble queso y “con todo”, menos cebolla.

Mientras esperaba, me asomé a ver cómo las preparan. Bollo Bimbo, lechuga cortada, jitomate, chilito, poco de mayonesa, de mostaza y de esa cátsup rebajada y aguada. Listo.

Lo primero que noté es que el pattie —si es que se le puede llamar así— es muuuy delgado. Parece más un bistec grueso. Bueno, no se puede todo; por lo menos es carne molida, delgada pero bien amalgamada. A la primera mordida confirmé: sabe a todo menos a carne. Me supo a pan Bimbo con lechuga, jitomate, chilito, mostaza, mayonesa y cátsup. Nunca encontré el sabor de la carne. Incluso corté un pedacito y ni así. Bueh… pasó a mejor vida rápidamente. Es muy pequeña.

Es un gran elemento para comer en tres minutos y correr. También es un gran platillo para las noches de farra; pero como burger deja mucho que desear. Me sorprendió también que, a la hora de la hora, al hacer una Instagram Story de la misión, muchos me dijeron que esa no es la buena. Las burgers de carrito son como los tacos: todos tienen su favorita. Y así no se puede.

También checa: Burgerman versus Lalo!, round 2

Las hamburguesas de la Roma

Esquina de Morelia y Colima, Roma Norte
Dom-jue 9:30-1 h, vie-sáb 9:30-2 h
$: burger, 40 pesos, chesco, 20 pesos.


Puede ser que no esté de acuerdo conmigo. Sus comentarios o sugerencias siempre son bienvenidos en Twitter: @burgermanmex; en Instagram: burgermanmex ;en el blog y en la página de Facebook: burgerman.mex. Se agradecen todos sus likes y RT’s.

Compartir
Artículo anteriorContracultura pop | La música y el Mundial
Artículo siguienteEl futuro está en otra parte
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.