Caldos Ánimo: el nuevo templo de tortas ahogadas

El lugar abre de lunes a domingo, desde las 12 y hasta las 21 horas

Tostar ahogadas de Caldos Ánimo
Foto: Diana Féito

Hay dos tipos de personas en este mundo: las que aman las tortas ahogadas y las que no. Para las primeras, les tenemos una buena noticia. El chef Toño de Livier tuvo una revelación y sumó al menú de Caldos Ánimo (Pennsylvania 205, col. Nápoles) esta delicia tapatía. Y tal como los cerditos del cuento, son tres versiones muy distintas entre sí. ¿Cómo es eso? Ahora te contamos cómo son las tortas ahogadas de Caldos Ánimo.

Para los puristas, está la típica de carnitas bañada en salsa de jitomate que, sin miedo a decirlo, es una de las más ricas que hemos probado en la ciudad. Y como dicta la tradición, el picante viene aparte; ojo que está “bravo”. La sirven con un poco de cebolla morada y no hay nada más que hacerle, solo darle unas buenas mordidas.

Tostar ahogadas de Caldos Ánimo
Foto: Diana Féito

Los fanáticos de la birria serán felices con la rellena de barbacoa norteña que nada en este delicioso caldito. Un poco de cebolla y cilantro la complementan, pero si te gustan las emociones fuertes, Toño nos recomendó echarle su salsita de ajonjolí y chile de árbol. ¡Puuuuum!

Y ya para no dejar, hay otra de costilla y cachete, bañada en… ¿estás listo? ¡carne en su jugo! Esta barbaridad de torta se disfruta con unos chilitos güeros que reposan en un vitrolero cerca de la caja. Prometemos que valen las agruras porque #yanospególaedad.

Por cierto, si te gusta el suadero, tienes que probar las chalupitas, también son nuevas. La orden es de cuatro y llevan queso, crema y lechuga, la salsa va por tu cuenta.

Los precios siguen siendo amables, cada una está en $67 y el co-co-co-combo breaker de torta, tacos (3) y bebida sale en 129 pesitos. Nosotros nos echamos dos tortas ahogadas y quedamos más que satisfechos. Así que ya sabes a dónde dirigirte la próxima vez que andes medio crudo o simplemente traigas antojo.

Te puede interesar: un menú sin nacionalidad.

 

Compartir
Artículo anteriorCornelius, una marea apacible de pop japonés
Viajera apasionada por descubrir historias y experiencias a través del paladar. Siempre la encontrarás comiendo algo rico y compartiéndolo en sus redes sociales.