Conoce a Leo Matiz, el fotógrafo de Siqueiros

Leo Matiz

Leo Matiz es un fotógrafo chileno que pasó parte de su vida en nuestro país, lugar donde también hizo la mayoría de su obra. Llegó a la Ciudad de México en 1941 y vivió aquí durante seis años. En ese lapso, se consagró como uno de los mejores fotorreporteros de México y trabajó con grandes figuras, como Luis Buñuel y Gabriel Figueroa. Sin embargo, hubo una relación en especial que marcó su vida: la amistad que tuvo con el artista David Alfaro Siqueiros.

El fotógrafo y Siqueiros entablaron una buena amistad, incluso trabajaron juntos, ya que el muralista tomaba algunas de las imágenes de Matiz para realizar sus murales. Esta colaboración entre ambos artistas se puede ver en la exposición “Leo Matiz: el muralista de la lente. Siqueiros en perspectiva”, que se presenta con éxito en el Museo del Palacio de Bellas Artes desde el 4 de agosto y hasta el domingo 15 de octubre.

Dicha muestra, organizada por el Museo del Palacio de Bellas Artes y la Fundación Leo Matiz, se realiza en el marco del Año dual México-Colombia y los festejos por el centenario del nacimiento del artista. Está conformada por 40 piezas, entre ellas, fotografías, pinturas, grabados y documentos de Matiz y Siqueiros; como ejemplo, la serie Perro rabioso, de Matiz, que sirvió de inspiración para el muralista. Esta exposición es una especie de reconciliación entre el colombiano y el chihuahuense, pues su relación terminó tras una discusión debido a que no le dio crédito a Leo por la imagen de una de sus obras.

Además de la exposición, hay actividades culturales, como la charla “El fotoperiodismo en México: 1940-1950”, el 21 de este mes y durante la Noche de Museos. Puedes ver la muestra de martes a domingo de 10 a 18 horas en el Museo del Palacio de Bellas Artes.

Encuentro artístico

La entrada a la exposición tiene un costo de $60 y los domingos es entrada libre.

Facebook: museodelpalaciodebellasartes

Twitter: mbellasartes

Compartir
Artículo anteriorFotogalería | Arte en bicicletas
Comunicóloga por la UNAM. Tiene una relación de amor-odio por la CDMX. Le gusta el café y corregir ortografía.