Foto Museo Cuatro Caminos: Educar y crecer desde la imagen

Un museo para todos

Foto Museo Cuatro Caminos
Foto: Edgar Durám

¿Alguna vez has ido al Foto Museo Cuatro Caminos?

En la zona no había algo similar. Tres y medio millones de habitantes y no existía un solo museo. Dicen que el Foto Museo Cuatro Caminos comenzó a gestarse en 2012, cuando inició la obra para transformar una vieja fábrica de plásticos en espacio didáctico y de exposiciones. Pero si rastreamos el proceso por el que pasó antes de abrir sus puertas, debemos mirar cinco décadas atrás en la carrera de su artífice: Pedro Meyer.

Un ejemplo es el portal de fotografía ZoneZero, creado hace casi 25 años. El sitio web funciona como archivo para cientos de fotógrafos y como plataforma de diálogo desde la imagen y sobre la imagen. Desde entonces, Meyer mostraba su compromiso con la educación y el desarrollo colectivo de conocimientos. “A lo largo de tu vida acumulas experiencias que te enseñan lo que necesitas”, afirma. Su participación en la fundación de La Casa de la Fotografía, el Consejo Mexicano de Fotografía y el Centro de la Imagen le han enseñado lo suficiente para convertirlo en uno de los fotógrafos más destacados del mundo.

El FotoMuseo Cuatro Caminos es, en realidad, la continuación de estos esfuerzos. Sus puertas se abrieron hace dos años al norte de la ciudad, y sus exposiciones han demostrado la capacidad para mutar un espacio. Más que un museo, pretende ser un vibrante punto de encuentro. “Entre más gente lo haga suyo, más dinámico podrá ser”, explica Meyer.

“Estamos en un lugar donde no hay mucha oferta cultural, pero sí una gran población juvenil. Nuestro público ha sido muy joven: entre 14 y 29 años, en un 70 por ciento”, explica Guadalupe Lara, directora del espacio.

Al museo han convocado lo mismo a grafitearlo que a tomar clases de salsa. Y, por supuesto, albergó una de las mejores exposiciones de realidad virtual y experiencias de inmersión: “Björk Digital”.

¿Qué más puedes ver?

Para los próximos meses, el FotoMuseo ofrecerá una muestra de Linda McCartney. Otra con imágenes de David Hockney, uno de los protagonistas más radicales del pop art británico. Y Mick Rock, quien fotografió a prácticamente todos los músicos de los años 60, presentará una serie de fotos de David Bowie. También será la sede de Arte 10, una feria de arte emergente en la que los visitantes podrán comprar obras directamente a los artistas a un precio no mayor de 10 mil pesos.

“Me gusta que el FotoMuseo se haya consolidado como un espacio propositivo, innovador, en el que cada actividad sea también una experiencia educativa”, dice Lara, orgullosa. No es para menos: con su corta historia, el museo ya fue invitado por Google a formar parte de Google Arts and Culture.

También te puede interesar: Pussypedia, el proyecto para abrir la conversación sobre la vagina