Porter: Reinventar el rock experimental mexicano

Porter

Luego de presentarse en distintas ciudades de México, Estados Unidos y Centroamérica, y a propósito del estreno de su nuevo álbum, Las batallas, Porter vuelve al Teatro Metropólitan

En 2014, la banda originaria de Guadalajara regresó a los escenarios con Moctezuma, luego de una larga ausencia que muchos creyeron que significaba su fin; sin embargo, se equivocaron. Fue gracias a ese disco, que lleva el nombre de uno de los más grandes tlatoanis mexicas, que consolidaron una nueva base de seguidores quienes aceptaron los nuevos sonidos de la agrupación, los cuales hablaban de una conexión con el México prehispánico y sus paisajes, temas poco abordados por músicos nacionales contemporáneos. 

En mayo pasado, vio la luz Las batallas, su más reciente disco. Pero no se trató de un lanzamiento típico, sino que liberaron más de la mitad de sus canciones poco a poco, desde octubre del año pasado hasta mayo, cada una de las cuales iba acompañada de un video y arte exclusivo.

El primer sencillo fue “Bandera”, que distaba mucho de los ritmos y temas a los que nos habían acostumbrado, hablando más sobre experiencias personales que sobre la mística mexicana. Pero afortunadamente se trató de una sorpresa fortuita, ya que Porter demostró que están interesados en los retos y que no buscan repetir la fórmula.

A propósito de la presentación de Las batallas, el próximo 9 de agosto en el Teatro Metropólitan —show para el que aún hay entradas disponibles—, platicamos con Porter sobre su proceso creativo y lo que esperan durante los próximos años. 

Cuando publicaron Moctezuma, la gente pensó que continuarían con los mismos temas y ritmos, pero Las batallas va por un camino completamente distinto, ¿cómo decidieron dar ese giro?

Nos gusta estar experimentando y no etiquetarnos en ningún género o estilo. Desde el principio lo sabíamos, somos una banda experimental y se vale todo. Moctezuma fue una etapa en la que hablamos sobre México y sus raíces; para este nuevo disco decidimos dejar atrás eso, cerrar ese capítulo para inventar una nueva historia y una nueva forma de abordar la composición.  

¿Cómo fue el proceso de creación detrás de Las batallas?

Desde que comenzamos a pensar el disco, ni siquiera a grabarlo, quisimos hacer algo más emocional, que hablara de nuestros sentimientos. Al final sí se condujo de esa manera. Siempre fue en ese tono. A la mejor el mismo disco lo dice: fue un proceso batalloso. 

Fueron publicando una canción tras otra y no todo el álbum junto, ¿por qué?

Queríamos darle el espacio a cada tema para que se desarrollara. Crear un arte sobre él, una historia, un video que hablara más de la canción y también quisimos que el disco evolucionara a través del tiempo, que no fuera nada más presentarlo y entregarlo, sino que fuéramos construyendo la idea del disco con el tiempo. 

Y cada uno de los sencillos que fueron liberando iba acompañado de arte y video, ¿fue intencional?

En esta era digital, la música se convirtió en una experiencia que no solamente es auditiva, ahora involucra más sentidos. Nos llamó la atención generar un contenido visual que estuviera muy a la par de la música, eso hace de Las batallas algo mucho más especial. Por ejemplo, hacer el video de “Pájaros” fue muy divertido, porque nos llevó todo un día de grabación. Empezamos muy temprano y nos fuimos a acampar para hacer una escena donde vamos en un carro en el desierto. Todo el proceso fue muy divertido.

¿Hay alguna historia en Las batallas?

Es nuestra experiencia de vida, sobre todo lo que pasamos durante el último año, podríamos decir que nosotros somos la línea del disco, donde se puede tocar el mismo tema en distintas canciones, pero siempre visto desde un ángulo distinto. 

¿Qué pueden esperar los fans para el concierto en el Metropólitan?

En noviembre pasado tocamos ahí mismo las primeras cuatro canciones, que titulamos Las batallas del tiempo. Tenemos preparado todo un concepto completo para el show, tocaremos el disco entero con algunos éxitos, pero escenográficamente llevaremos la profundidad de las emociones a la gente que vaya al show.

Antes de lanzar su disco anterior hubo un largo silencio y lograron crear nuevos seguidores, ¿cómo ven ese hecho en retrospectiva?

Ahora tenemos una base muy sólida de fans. El reto más grande es llegar a más personas. La gente que nos sigue es muy entregada y apasionada, y eso es gracias al disco anterior. Pero ahora el reto es poder expandir esa familia más lejos, no solo a México, también a otros países. Nos encantaría, por ahora, que Porter se escuchara en Latinoamérica, con la que nos sentimos muy identificados.

Te puede interesar: El día después, en busca de un México justo