Rey Pila, los chilangos que debes oír

Rey-Pila

Platicamos con Rodrigo Blanco de Rey Pila a propósito del lanzamiento de los dos nuevos sencillos de la banda: “Flames” y “Disciplines IV”

Julian Casablancas —vocalista de The Strokes— quedó maravillado al escuchar “Alexander”, el primer sencillo de Rey Pila y con el que la banda buscaba disquera en Nueva York. Tras escuchar la canción, Julian los firmó bajo el sello Cult Records, discográfica con la que continúa.

Rey Pila es un grupo de la Ciudad de México formada por Diego Solórzano, Andrés Velasco, Rodrigo Blanco y Miguel Hernández. Todo empezó en 2008, cuando Diego comenzó a hacer música bajo el nombre de Rey Pila; un año más tarde grabó un disco y fue cuando juntó a sus compañeros. Ahí dejó de ser un proyecto solista para convertirse en un grupo.

Desde entonces ha sacado dos discos —Rey Pila y The Future Sugar— y dos EP —Alexander y Wall of Goth—, el último de ellos en 2017. A pesar de ello, Rey Pila no ha dejado de sacar música nueva, como ejemplo los dos sencillos que publicó este año llamados “Flames” y “Disciples IV”, y próximamente lanzará un nuevo álbum.

Además, en la ciudad, recientemente abrió los conciertos de Phoenix y formó parte del cartel del Festival Marvin. Platicamos con Rodrigo Blanco sobre su música y la escena nacional actual.

Aunque no han sacado disco nuevo, no han parado. Hace unos días salió “Disciples IV”…

El año pasado estuvimos haciendo sesiones en Sonic Ranch, un estudio en Texas que nos gusta mucho, con el fin de hacer el nuevo disco de Rey Pila. Pero pasó tanto tiempo, lo último que sacamos en forma fue Wall of Goth, en 2017. En todo este tiempo el proceso creativo no paró, nosotros siempre estuvimos encerrados en el estudio haciendo música.

En Sonic Ranch descubrimos que teníamos como 20 canciones, de las cuales 10 se están trabajando con Dave Sitek —de TV on The Radio— en Los Ángeles. Son canciones que tienen sentido entre ellas, por eso no metimos el resto. “Flames” y “Disciples IV” son dos canciones que nos gustaron mucho, pero no las pensamos para el disco.

Cada que sacan una canción, sale con un arte. “Disciples IV” no es la excepción. Al igual que su sonido, su imagen es muy ochentera…

Es de un artista inglés que se llama Nick Hoyle. También hizo la de “Flames” y la portada de “Fangs”, ha hecho pósters para nuestros conciertos —como el de la fiesta de Cult—.

Él se acercó porque le gustaba mucho la banda y el gusto fue mutuo. Si te fijas en las portadas de Rey Pila, somos muy fans de películas de horror; Wall of Goth es una referencia directa a Halloween, pues es la mano con el cuchillo. Y en “Disciples IV” la letra tiene que ver con vampiros.

Tratamos de evitar que sea muy ochentera, porque no queremos esa referencia. Luego la gente dice que somos muy ochenteros y no, sí hay muchas bandas de esa década que nos encantan y en “Disciples IV” claramente se escuchan, pero queremos creer que le ponemos algo que la lleva a un contexto nuevo.

¿Cuándo sale el disco nuevo?

No sabemos bien cuándo porque es un rollo. Nosotros hacemos todo independiente. Primero falta que Dave nos entregue las canciones y hacer algunos cambios. Por lo pronto, la idea es seguir sacando música.

También es un poco por cómo está cambiando la escena y cómo la gente escucha música. A pesar de que nosotros somos un poco de la vieja escuela y nunca vamos a dejar de hacer un disco, nos viene bien este sistema de sacar sencillos. Tenemos canciones que nos encantan.

¿Cómo ha sido el trabajo con Dave?

Todo tiene que ver con Sonic Ranch. Dave ha ido por años, grabó ahí el disco de los Yeah Yeah Yeahs. Tenemos un amigo que trabaja ahí, que es prácticamente como el quinto integrante, se llama Ricardo Casuso. Es nuestro ingeniero en vivo, las mezclas de “Disciples IV” y “Flames” las trabajó Rey Pila con Ricardo.

Él también va mucho a Sonic y el año pasado trabajó en el disco de Weezer al lado de Dave. Un día nos estaba escuchando y a Dave le gustó. Nosotros siempre hemos buscado a alguien como Dave, porque nos gustan mucho los discos que ha producido y su approach en la producción.

Nosotros producimos la rola desde el inicio, entonces necesitábamos a un productor muy fuerte en el aspecto sonoro. Por eso buscamos a Dave. No ha sido fácil: van tres o cuatro rolas que nos ha mandado y es como de “paren todo”, pero ya pensándolo está haciendo justo lo que queríamos.

Llevamos 10 años componiendo, pero hay formas que vas adoptando y no te das cuenta. Esas trabas se van cuando le das tu música a alguien que está fuera de este círculo. Nos limpia muchas cosas. No es algo drástico, pero es hasta cierto sentido simplificado.

Abrieron las residencias que tuvo Phoenix en el Plaza Condesa, ¿cómo se armó eso?

Es una banda que nos encanta, nos gustan todos sus discos y su forma de ser. El concepto de la banda de rock ya no es tan sustentable y es difícil encontrar grupos formados por amigos de verdad. Phoenix es lo contrario.

Warren Fu, quien nos ha hecho algunas portadas y dirigió uno de nuestros videos, trabaja mucho con Phoenix. Estaba con Diego en Los Ángeles y lo invitó a jugar futbol con unos amigos, resulta que eran Phoenix. Se cayeron bien y a ellos les gusta la música de Rey Pila. Le dijeron a Diego que vendrían a hacer una residencia y nos invitaron a abrirles. Fue muy orgánico y hasta de cotorreo, en vez de hacerlo todo por medio del mánager.

Te puede interesar: Pedropiedra, la complejidad de ser uno en el escenario