Sobrevivir a la época electoral

fake news y bots en las elecciones

Tras dos meses de campaña, seguro ya estás harto de los políticos. Y como todavía falta un mes, armamos una guía para que no te pierdas en la marea de la propaganda ni caigas en la información falsa ni te dejes influenciar por los bots en las elecciones.

Por Diana Delgado, Mariana Limón e Irasema Pineda

Bots en las elecciones de México

Dominan internet; no es exageración. De hecho, los bots están detrás del 52% del tráfico en la web, según el reporte “Bot Traffic” realizado en 2016 por Imperva Incapsula, una compañía estadounidense especializada en datos y seguridad digital. En Twitter, por ejemplo, hay cerca de 48 millones, de acuerdo con un reporte de The New York Times publicado este año.

Si son tan comunes, ¿por qué a los especialistas les preocupa el papel que tendrán los bots en las elecciones de México 2018?

La respuesta es compleja. Pero, para entenderlo más fácil: los bots son robots de internet programados para realizar una tarea específica. En Twitter, particularmente, su función es la de posicionar o derrumbar trending topics. También sirven para atacar a una persona específica y, en el menor de los casos, para realizar tareas sin fines claros.

“Cuando una persona crea un bot define qué es lo que quiere hacer con él, es decir, lo programa y lo sube a Twitter”, explica el escritor Canek Zapata, quien se dedica a crear bots culturales, sin fines políticos. “En teoría, este bot ya puede tuitear eternamente, si es que Twitter no te lo baja. También puedes introducirles nuevas funciones. Además, una vez que ya tienes la cuenta, puedes tuitear tú mismo”.

En el contexto político, miles de bots en las elecicones pueden ser —y han sido— utilizados para cumplir tareas como intimidar o acosar a alguien, empujar agendas particulares, desacreditar opiniones de oposición y contaminar la opinión pública. Ahí entra el gran problema para las próximas elecciones.

“Hay dos épocas en este tema: antes y después de 2014”, explica Alberto Escorcia, periodista y analista en redes sociales. “Antes había granjas de bots, eran como enormes call centers donde había 100 o 200 personas tuiteando a las órdenes de alguien con un altavoz. A partir de 2014 esto se fragmentó, digamos que se creó una industria y se fue diversificando la oferta. Ahora más bien se trata de una persona que tiene 50 cuentas, otra más de 100 y los contratan uno por uno”.

Con los años, en México el problema de bots creció. En 2015, la escritora Erin Gallagher en colaboración con Alberto Escorcia explicó que había más de 75 mil cuentas automáticas de Twitter que se usaban en el país para combatir protestas y críticas al gobierno. En aquel entonces, el pago promedio por este servicio era de 50 mil pesos por hora.

Hoy, Escorcia estima que hay cerca de 3.5 millones de cuentas falsas con fines políticos en México. El negocio sigue fuerte: en un reportaje de 2017, publicado en Univisión, el periodista Sergio Rincón escribió que un servicio —que incluía bots en las elecciones que parecen reales, contención de crisis, ataques y el flujo de información— podía costar más de un millón de pesos.

“Lamentablemente en México no se dimensiona el tamaño del problema, pero es el país que más bots en las elecciones tiene; es un tema que no debe subestimarse”, explica Escorcia. “Ahora, ¿qué puede pasar? Si alguien despistado que recién entra a Twitter ve a un montón de gente —que en realidad son bots— apoyando a un candidato, pues puede influir en su intención de voto, o al menos le hará pensar que hay un apoyo real”.

También lee: ¿Cómo descifrar un debate presidencial?

Nace #Verificado2018

Tras el escándalo que generó en EUA la manipulación de 50 millones de usuarios de Facebook por la empresa Cambridge Analytica para influir en sus preferencias electorales, por supuesto que la próxima elección mexicana se antoja como una nueva oportunidad para que las fake news hagan de las suyas y, como el INE firmó en febrero un convenio de colaboración con la red social, el “sospechosismo” hizo acto de aparición.

El consejero presidente Lorenzo Córdova aclaró que el acuerdo con la empresa de Mark Zuckerberg no incluyó compartir información personal de los usuarios mexicanos, sino únicamente datos de la ubicación de las casillas de votación, la transmisión en vivo de los tres debates presidenciales y contenidos institucionales para alentar la participación ciudadana.

En ese contexto nació la iniciativa #Verificado2018, respaldada por 60 medios de comunicación, entre ellos Máspormás, la cual se encarga de revisar la información viral para determinar si es verdadera o falsa, gracias al trabajo de un grupo de periodistas de investigación que se encarga de cotejar datos oficiales y fuentes fidedignas.

Puedes consultar la información que ya ha sido investigada en el sitio verificado.mx, en la cuenta de Facebook @Verificado2018 y @VerificadoMX en Twitter.

¡Acúsalos Con La Fepade!

Para el proceso electoral 2018 se implementaron varios mecanismos de denuncia y las autoridades locales y federales presumen que están “bien blindados”. Sin embargo, aunque los delitos electorales se siguen de oficio, es necesario que exista una queja formal. Por eso, si te ofrecen dinero, recibes llamadas y cartas de partidos políticos, o si te ataca un regimiento de bots en internet, puedes denunciar.

A nivel nacional, la Fepade cuenta con tres mecanismos para recibir tu denuncia: Fepadetel (01 800 8337233); FepadeNet y a través de la app FepadeMóvil. También puedes recurrir a cualquier Ministerio Público.

Te recomendamos: Hacer pensar en tiempos electorales

Compartir
Artículo anteriorCrucigrama 4 de Junio 2018