La magia de visitar Mixquic

Mixquic

Para el día de muertos, Tláhuac espera 500 mil visitantes. Aquí una guía para hacer el mejor recorrido.

Por Daniela Barranco y Dulce Ahumada

A medio camino entre el folclor y la atracción turística, San Andrés Mixquic es mundialmente reconocido por sus festejos de día de muertos. Aquí una breve guía para que disfrutes tu recorrido

Medio millón de personas. Por lo menos. Extranjeros o mexicanos de cualquier estado, chilangos de todas las delegaciones, familias enteras. Eso es lo que la delegación Tláhuac espera durante este Día de muertos. Las fiestas se concentrarán sobre todo en el pueblo de San Andrés Mixquic.

En este lugar —ubicado al sureste de la delegación—, la fiesta tradicional del Día de muertos se ha convertido en el principal atractivo turístico. Como en pocos lugares, aquí el folclor pagano se combina con las multitudes, la vendimia y los disfraces.

Este año, sin embargo, parece un recorrido difícil. Además de las complicaciones para arribar al lugar a causa del tráfico y las conglomeraciones, el sismo del pasado 19 de septiembre dañó una de las bardas principales del panteón, misma que ha sido apuntalada con polines. Un cordón de seguridad ha sido colocado a su alrededor por las autoridades, por esto, en esta ocasión, la entrada principal estará cerrada.

Pero Mixquic no es la única opción para visitar este Día de muertos en Tláhuac. Otros pueblos originarios de la zona, como San Francisco Tlaltengo, San Nicolás Tetelco, Santa Catarina Yecahuizotl, San Juan Ixtayopan y Santiago Zapotitlán, también han abierto sus puertas a los visitantes.

Leyendas y espectáculo

Se dice que los muertos siempre tienen sed. Y que este mundo les quita el aliento. Por eso, durante estos días, en las tumbas de los panteones hay vasos de agua sobre las criptas y, para devolverles el aliento, puñados de sal en las ofrendas. Además, las veladoras y los pétalos de cempasúchitl iluminan su camino de ida y vuelta.

San Andrés Mixquic es uno de los 21 barrios mágicos que se encuentran en la Ciudad de México. Este lugar es reconocido mundialmente por su culto a los muertos que, según la tradición, los primeros dos días de noviembre regresan al panteón para “convivir” con todos sus familiares.

Pero los festejos en Mixquic suelen adelantarse. Desde las primeras horas del día 31 de octubre, los familiares de los difuntos acuden al panteón municipal para vestir las tumbas de flores de cempasúchitl, las lápidas se llenan con platos de comida tradicional, cigarros, tequila, aguardiente. También hay carros, muñecas, juguetes colocados entre las flores blancas y el candil de las veladoras: el día primero, el panteón abre sus puertas para darles la bienvenida a los niños fallecidos. Un día después llegan a visitarnos los muertos adultos.

El espectáculo más memorable es la acostumbrada Alumbrada: al caer la noche se apagan todas las luces para que solamente los cirios del panteón iluminen el lugar. Este es uno de los momentos preferidos de toda la fiesta, el momento que los turistas suelen fotografiar con más ahínco.

Algunas recomendaciones

Existen varias opciones para acudir a Mixquic. Si tu plan es ir en carro, lo puedes hacer desde avenida Periférico y acceder por Canal de Chalco. En caso de que vengas por calzada Ignacio Zaragoza o por la carretera México-Puebla, ingresa por Eje 10. Pero procura ir desde temprano, pues el tráfico es saturado y no podrás entrar al pueblo en tu vehículo, por lo que tendrás que buscar estacionamientos en los puntos cercanos.

Otra opción para llegar es por algunas de las estaciones del Sistema Colectivo Metro: Zapotitlán o Tláhuac. Ahí es posible tomar uno de los camiones que se dirigen a los siete pueblos de Tláhuac donde se realizarán otras actividades. La segunda edición del Festival Internacional de Día de Muertos en la Explanada Delegacional de San Pedro Tláhuac será una de los principales atractivos, con la cantante mexicana Natalia Lafourcade como artista estelar.

Debido al gran número de personas que acudirán al lugar, los organizadores recomiendan no llevar objetos de valor y usar ropa cómoda para desplazarte por el rumbo. Si ya llegaste hasta allá, procura visitar la Casa Cultural, donde se encuentra un antiguo templo prehispánico. Ahí, además del Chac Mool y unos aros del juego de pelota, podrás encontrar la piedra Miquixtli. Esta antigua representación de la muerte, hecha en piedra tezontle, es uno de los símbolos más representativos del lugar. Al lado se encuentra el templo de San Andrés, que fue construido en 1537 por los frailes franciscanos. La iglesia se derrumbó unos años después, pero fue reconstruida en 1600.

Un dato que no puedes pasar por alto es que quedó suspendida la venta de bebidas alcohólicas en la demarcación; dicha disposición se aplicará a las vinaterías, tiendas de abarrotes, supermercados con licencia para venta de vinos y licores. Esta medida también se aplicará a los negocios instalados en la vía pública.

No te puedes perder la variedad de antojitos mexicanos que hay en las calles del lugar, principalmente en el panteón y en la plaza central. Generalmente se arma una pequeña verbena donde venden comida, botana, postres y más.

Si no te animas a lanzarte hasta allá, te tenemos una buena noticia, Google anunció que brindará street view de este y otros lugares como el Panteón Dolores, la Megaofrenda de Santo Domingo, el Museo Nacional de la Muerte, entre otros.

 

En cifras

  • 500 mil personas se esperan para la celebración.
  • 2 años tiene el Festival Internacional del Día de Muertos
  • 7 pueblos originarios existen en Tláhuac.