Cuídate del clima

enfermedades por el clima

Los fríos invernales nos exponen a diversas enfermedades por el clima, desde resfriados comunes hasta neumonía o influenza. Acude al médico para saber cuáles son las medidas necesarias. 

La Ciudad de México parece un refrigerador. En días recientes, los chilangos hemos amanecido con temperaturas de hasta cero grados. Además, con la reciente entrada del frente frío número 15, se espera que desciendan hasta -5 grados y, aunque por la tarde pueden llegar a superar los 20 grados, en estas fechas el sol apenas calienta. Estos cambios drásticos pueden hacernos vulnerables a diversas enfermedades respiratorias.

Según el doctor Francisco Pascual Navarro Reynoso, director general de la Coordinación de Hospitales de Referencia de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, en esta época aumenta el contagio de persona a persona.

La temperatura comienza a descender a partir del 15 de noviembre y se mantiene así hasta mediados de marzo. En ese periodo es cuando más enfermedades respiratorias se presentan. Los más vulnerables son los niños y los adultos mayores; estos últimos corren más riesgo, pues a partir de los 65 años, las defensas del organismo ya no son tan eficientes.

Las bajas temperaturas provocan que los “cilios”, las estructuras celulares en nuestras vías respiratorias encargadas de limpiar el aire de polvo y bacterias, trabajen a menor intensidad. Ello contribuye al progreso de las infecciones de las vías respiratorias. A estos padecimientos se le suman otros, como la conjuntivitis y la irritación en la piel.

Durante este periodo invernal, las clínicas y consultorios reciben en mayor medida a pacientes con padecimientos, como resfriado común, faringitis, bronquitis, neumonía e influenza.

Síntomas

Congestión nasal, carraspera, estornudo, dolor de garganta y tos son los síntomas del resfriado común. Y si bien es cierto que puede aparecer en cualquier época del año, se da con mayor frecuencia en el invierno. La gripe y el catarro son provocados por diferentes tipos de virus —como el rhinovirus o el adenovirus— y no requieren de cuidados especiales; únicamente descanso.

El dolor de garganta, además, puede ser indicio de laringitis, una de las enfermedades por el clima más típica de la temporada. Esta dolencia llega acompañada de fiebre y dolor de cabeza, todo debido a que la parte posterior de la faringe se inflama a consecuencia del resfriado.

Otra de las enfermedades por el clima es la bronquitis. Si sientes dolor en el pecho y tos con flemas, posiblemente sea tu caso. La dificultad para respirar se debe a que se inflaman las vías encargadas de llevar el aire hasta nuestros pulmones, obstaculizando su camino.

La neumonía también es increíblemente común. Los síntomas son dificultad para respirar, fiebre y sibilancia —el sonido que emite el enfermo al exhalar—; se puede contagiar al toser o estornudar. Mucho cuidado, porque esta infección afecta directamente a tus pulmones.

Fiebre mayor a 38°C, tos, dolores de cabeza, musculares y de articulaciones son algunos de los síntomas más comunes de influenza. Este virus, según los National Institutes of Health, se fortalece con las bajas temperaturas, de manera que puede viajar durante más tiempo por el aire e infectar a más personas.

Aunque la influenza es curable y controlable fácilmente, puede causar la muerte si no es atendida a tiempo y por especialistas. El virus se contagia por contacto, y entra por boca, ojos y nariz, por lo que se recomienda no saludar de mano, beso o abrazo.

Recomendaciones

En caso de tener uno de los síntomas de la influenza —la fiebre mayor a 38ºC es uno de los síntomas más claros—, o si tienes alguna sospecha, debes acudir a tu médico cuanto antes. Si crees haber contraído el virus, la Sedesa recomienda que evites acudir a lugares concurridos, no saludes de beso ni de mano y cúbrete la boca con el antebrazo al toser o estornudar.

Desde el pasado mes de octubre inició la campaña de vacunación contra la influenza, con 32 millones de dosis, dirigidas a niños menores de seis años, mujeres embarazadas y adultos mayores. Si quieres que te apliquen la vacuna contra la influenza y no sabes dónde acudir, puedes ir al Centro de Salud más cercano en un horario de 9 a 15 horas. En algunas estaciones del Metro y del Metrobús encontrarás a personal capacitado que estará aplicando esta vacuna en horario de 10 a 15 horas hasta el mes de marzo.

En caso de que sufras un resfriado común, tu cuerpo necesitará energía para recuperarse y para que tus defensas comiencen a operar. La recomendación más común es que busques reposo y bebas líquidos en abundancia.

NUMERALIA

32 millones de vacunas contra la influenza se aplicarán esta temporada en el país.

220 Centros de Salud están capacitados para aplicar la vacuna.

52 estaciones del Metro tendrán personal de Salud con la vacuna.

TE PUEDE INTERESAR: PINTAR LA MÚSICA

Compartir
Artículo anteriorListas Inútiles | Navidad en la oficina
Periodista en formación, egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo, de la FES Aragón (UNAM). Amante de la buena música, el cine y el café.