FIEBRE DE MUDANZAS

Tras el sismo del 19S, el mercado inmobiliario en CDMX sufrió cambios. Aquí te decimos en qué fijarte a la hora de buscar casa.

El sismo lo cimbró todo. También al mercado inmobiliario. Si estás pensando rentar un nuevo depa, comprar una casa o asegurar tu vivienda, aquí algunos aspectos que debes tomar en cuenta.

Hacer maletas, comprar cajas, contratar fletes. Mudarse es abandonar la vida conocida, ser otro. Ana Gabriela Reus, treintañera, vive junto con su pequeña hija y su esposo en la colonia Condesa, sobre la calle Ámsterdam, donde dos inmuebles colapsaron por completo durante el sismo.

“Mi edificio no se dañó, al parecer es fuerte”, dice. “Pero el edificio de junto está muy mal”. Estas calles, que antes significaban tranquilidad y calma, hoy son una amenaza. Ana Gabriela teme que el edificio se les caiga encima.

TE PUEDE INTERESAR: AGUA PASA POR MI CASA

El terremoto del 85 despertó el pánico. No era para menos, hay quienes calculan que murieron 12 mil personas y hubo daños por ocho mil millones de dólares. Por si fuera poco, más de un millón de personas abandonaron sus hogares.

“Fue un parteaguas en la dinámica de redistribución de la población. Como reacción inmediata, miles de personas salieron de la ciudad”, explica María Eugenia Negrete, geógrafa, arquitecta y académica del Colegio de México. “Después hubo un proyecto muy fuerte de renovación de las vecindades para que la gente no se tuviera que ir. La política se enfocó en retener a la población y mejorar la vivienda”.

La inversión en el Centro y sus colonias cercanas, como la Roma y la Condesa, fue tan alta que con el paso del tiempo se gentrificaron. “Se empezó a revalorar la zona y muchos tuvieron que irse. Se terminaron algunas actividades y se sustituyeron por otras económicamente más rentables. No fue por el sismo en sí, sino por muchas dinámicas relacionadas con este”, dice María Eugenia.

Según José Micha, desarrollador inmobiliario, el valor de la zona no bajará. Pero sí el de algunas viviendas antiguas. Los inmuebles reestructurados, en cambio, mantendrán sus precios y continuarán a la alza. “En la zona lacustre se generará un proceso de gentrificación mucho más fuerte: la necesidad de una vivienda confiable elevará el costo de vida en estas zonas”, dice.

Tras el sismo del 19s, la incógnita persiste: ¿qué sigue para las colonias más afectadas? El sismo del 85 es un antecedente, pero hoy el panorama es distinto: “No sabemos qué pasará. Se afectaron otro tipo de edificios y de actividades económicas esta vez. Las respuestas están en la oferta y la demanda; o en la localización”, asegura María Eugenia. “Habrá colonias con mayor impacto. Por ejemplo, la gente que vivía en la Condesa se irá a la Del Valle y a la Nápoles, esto es claro. Pero es un fenómeno momentáneo. Lo interesante es el impacto a mediano y largo plazos: ¿cómo se va a reestructurar la ciudad?, ¿cómo se recompone? Lo sabremos con el tiempo”.

ESPECULACIÓN INMOBILIARIA

Decenas, cientos de mudanzas, nuevos departamentos en renta, personas buscando un nuevo hogar en medio de un torbellino de especulación inmobiliaria. Ernesto Meana Sariñana, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), asegura que las colonias más buscadas desde el sismo son la Narvarte, la Álamos, Asturias y la Doctores.

Otras colonias que se han cotizado, aunque de manera más discreta, son Educación, Tacubaya, San Miguel Chapultepec y San Pedro de los Pinos. Mientras que colonias como la Anzures, Polanco o Granada justificarán sus precios altos debido a las pocas afectaciones por el sismo.

El temor ante el desastre siempre es momentáneo. Aunque muchos vecinos de las colonias céntricas de la ciudad buscarán otros barrios, Daniel Schon, inversionista inmobiliario, asegura que “en caso de que baje el precio, será solo por un año. La gente siempre busca lugares céntricos”.

MANUAL PARA UNA MUDANZA SEGURA

Si estás en búsqueda de un nuevo inmueble, te recomendamos seguir los siguientes pasos:

– Revisa que la propiedad cuente con un dictamen emitido por un director responsable de obra (DRO) certificado por Protección Civil. Tienes que pedirlo a la delegación. Si eres propietario, el dictamen te costará entre $7,500 y $25 mil.

– El asesor inmobiliario debe entregarte un expediente con el título de propiedad, boleta predial, boleta de agua, un certificado de libertad de gravámenes, la licencia de construcción y el dictamen de un perito que testifique que el inmueble puede ser habitado.

– Es conveniente que un ingeniero con experiencia en diseño estructural, un arquitecto o un perito revise tu inmueble. Tampoco viene mal contar con la colaboración de un abogado que verifique que la documentación esté en orden.

– Revisa la reputación de la empresa inmobiliaria. Busca en medios si hay alguna información que la involucre con fraudes.

– El mantenimiento preventivo al inmueble es necesario cada cierto tiempo. Hay que asegurarse de que este se atienda.

– Todo edificio construido sobre una zona sísmica tiene que presentar zonas de concentración, rutas de salida, equipos de atención a siniestros y extintores.

– Dentro del edificio y el departamento, ubica los objetos o muebles que pueden caer durante un sismo.

– Evita edificios con puertas toscas o que abran hacia adentro. También puertas que carezcan de barra de pánico para salir. Esto crea un cuello de botella en una emergencia.

NUMERALIA

– 953 reportes sobre irregularidades en obras ha recibido el proyecto Obra Chueca.

– 141.87 pesos es el precio mínimo promedio de renta por m2 en la CDMX, según Lamudi.

– 5,765 viviendas, al menos, resultaron con daños tras los sismos de septiembre.

TE RECOMENDAMOS: ALBERTO DEL RÍO VS. EL RETIRO

Compartir
Artículo anteriorCuídate de las estafas
Periodista en formación, egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo, de la FES Aragón (UNAM). Amante de la buena música, el cine y el café.