Hoy No Circula trae más autos

Para librar las nuevas restricciones del programa, capitalinos adquieren vehículos usados que les permitan circular a diario.

Cuando las autoridades metropolitanas anunciaron el endurecimiento del programa Hoy No Circula —y que todos los autos dejarían de circular un día de lunes a viernes y un sábado al mes, independientemente de su resultado en la verificación y de su tipo de calcomanía—, Israel decidió no quedarse con los brazos cruzados.

Para poder mantener el ritmo de su negocio de distribución de huevo fresco en restaurantes de la capital, optó por buscar y comprar un automóvil seminuevo que le permitiera circular a diario mientras están vigentes las actuales restricciones, que entraron en vigor el pasado 5 de abril y se espera concluyan el 30 de junio.

“No me podía dar el lujo de no entregar mis productos un día a la semana. De esto vivo”, dice Israel.

Al igual que este comerciante, en el primer mes del nuevo Hoy No Circula muchos otros capitalinos decidieron adquirir otro vehículo de segunda mano para poder seguir con sus actividades cotidianas.

Cifras de la Asociación Nacional de Comerciantes en Automóviles y Camiones Nuevos y Usados (ANCA) dan cuenta de la situación. Su presidente, David Plasencia, estima que, únicamente durante abril, subieron 10% las ventas de este tipo de automotores, en comparación con los datos que la agrupación tenía el año pasado.

Este escenario ya había sido pronosticado por otros organismos del sector. A principios de abril, el director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales, advirtió que las nuevas reglas del Hoy No Circula tendrían como consecuencia un aumento del parque vehicular de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM).

Efectos secundarios

Además del incremento en el número de vehículos en la ZMVM, esta situación tiene otros efectos negativos.

Uno de ellos es que los autos usados que se están vendiendo son modelos anteriores a 2010, vehículos que sirven de repuesto a quienes no quieren dejar de circular, pero que emiten más contaminantes en comparación a los recientes, advierte Nayelli Velázquez, expresidenta de la ANCA.

“Estamos manejando todo lo que es el coche chico de todas las marcas. Es lo que se está vendiendo porque finalmente [los compradores] están logrando suplir el vehículo”, dice Velázquez.

Hasta ahora, el precio de estos automotores oscila entre los 100 mil y los 150 mil pesos. Sin embargo, según Plasencia, si crece su demanda para enfrentar las restricciones del Hoy No Circula irán subiendo de precio.

Hoy No Circula, en entredicho

Desde que las nuevas reglas del programa entraron en vigor ante la mala calidad del aire en la ZMVM, las autoridades sostienen que con ellas habrá resultados positivos en el combate a la contaminación. En contraste, ciudadanos y algunos especialistas critican la medida y la tachan de ineficiente.

Héctor Riveros, investigador del Instituto de Física de la UNAM, considera que las mayores ventas de autos usados son solamente una prueba de las fallas en el Hoy No Circula, así como que —según sus análisis— éste no ha logrado reducir los niveles de emisiones de gases contaminantes.

“Desde 1996 me sorprendió el resultado experimental de que la contaminación en el aire no ha bajado con ningún Hoy No Circula. Analicé datos del 89 y no bajó, los datos de 2008 y tampoco bajó, de 2014, cuando pusieron el Hoy No Circula endurecido, y tampoco bajó la contaminación”, asegura.

Alejandro Calvillo, director de la organización civil El Poder del Consumidor, advierte que las políticas públicas de las autoridades locales y federales hasta ahora han fallado en un aspecto clave para mejorar la movilidad y disminuir la contaminación: desincentivar el uso del auto particular.

“Yo creo que la única solución ahorita sería ver cómo vuelves menos atractivo un automóvil y más atractivo el transporte público. Tienes que cerrar zonas para que no entren automóviles, tienes que volver caros los estacionamientos o cerrarlos. Aquí [en la Ciudad de México] tendríamos que tener 50 o 60 líneas de Metrobús”, dice.

Actualmente, se estima que el parque vehicular de la capital es de unos cinco millones de automotores. Y según cálculos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la cifra puede llegar a 7.5 millones en 2020 y a 9.5 millones en 2030.

Frente a esto, especialistas como Bernardo Baranda, director para América Latina del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés), consideran que una medida necesaria es modernizar los procesos de verificación vehicular para garantizar que los autos contaminantes dejen de circular.

“Este es un tema de salud pública, aunque sean decisiones no muy populares. Espero que estemos pensando en los beneficios a mediano y largo plazo”, señala.

Ante el creciente número de autos en las calles y el hecho de que los niveles de contaminación se mantienen, los expertos coinciden en un punto: después del 30 de junio, cuando se prevé que acabe el endurecimiento del Hoy No Circula, las autoridades tendrán que anunciar mejores estrategias para atender el problema ambiental de la ZMVM.

En cifras

  • 250 mil autos se estima que se suman cada año al parque vehicular de la ZMVM.
  • 7.5 millones de autos calcula la OCDE que circularán en la capital del país para 2020.
  • años es el tiempo promedio que un automóvil mantiene su nivel de emisiones.
Compartir
Artículo anterior¿Zappa vs Zappa?
Artículo siguienteRegla de tres: próximos estrenos
Reportero, ciudadano y cuasi adicto –en recuperación– de las bebidas energizantes. Por ahí dicen que soy el elemento más antiguo del equipo editorial de Máspormás, ¿será?