Las compras no deben ser tu fin

Recomendaciones para el buen fin
Recomendaciones para el buen fin

Comprar sin planear y sin un presupuesto fijo son algunas de las conductas que debes evitar durante este Buen Fin.

El Buen Fin empieza mañana con ofertas y facilidades de pago al alcance de distintos tamaños de bolsillo, sin embargo, especialistas en finanzas personales recomiendan no hacer compras desorganizadas para no dañar la economía del hogar.

Los puntos más importantes son contar con un plan de compras y con un tope máximo de gastos, para evitar endeudamientos excesivos.

Joan Lanzagorta, especialista en finanzas personales y creador del blog Planea tus Finanzas, asegura que acudir a las tiendas durante el Buen Fin solamente para “ver que se encuentra” es la peor decisión, pues lleva a hacer compras impulsivas y a contraer deudas innecesarias.

Para evitar riesgos, sugiere tomar en cuenta cuál es nuestra capacidad financiera  y poner un tope a lo que se pretende gastar. En gran medida, explica, las ofertas corresponden a utilizar meses sin intereses, por lo que sugiere no rebasar las 12 mensualidades.

“De lo contrario, el siguiente Buen Fin seguirá endeudado”, dice Lanzagorta.

El experto en finanzas personales recomienda también ocupar los primeros días del Buen Fin para conocer y analizar los precios, comparar productos y meditar cuál conviene más, una vez hecho esto, las adquisiciones se deben hacer el último día, para sólo ir por el producto y evitar otras tentaciones.

El fundador de Reconfiguración Financiera —un sitio dedicado a la enseñanza financiera—, Alejandro Saracho, recomienda utilizar una regla básica al contraer deudas bancarias: “Lo que compres te tiene que durar más o por lo menos el mismo tiempo que el plazo para pagar los meses sin intereses”.

Si se parte de este punto, explica Saracho, se pueden hacer compras más útiles e inteligentes. Para ello también recomienda hacer una planeación de compras a través de una lista dividida en lo que se necesita y lo que se quiere. Propone poner un techo presupuestal para el hogar, comparar precios y reducir el uso de los créditos.

Si además eres propenso a las compras compulsivas, Saracho recomienda recordar que se vive una turbulencia económica en todo el mundo, por lo que sugiere evitar lujos y gastos innecesarios, para concentrarse en las necesidades.

Si de internet se trata

Una de las alternativas durante el próximo Buen Fin son las tiendas en línea, en las que puedes aprovechar ofertas sin salir de casa. De esta manera evitas filas, empujones en las cajas, quedarte sin estacionamiento en plazas comerciales o llegar a una tienda y no encontrar el producto que buscas.

La oferta alternativa es similar tanto en productos y servicios, por lo que no es difícil encontrar descuentos especiales en tiendas en línea de ropa, viajes, aparatos electrónicos, computadoras y hasta de entradas para espectáculos. Sin embargo, recomiendan especialistas, no se deben perder de vista las medidas básicas de seguridad para evitar contratiempos y hasta fraudes electrónicos.

Una de las principales recomendaciones, dice Alejandro Saracho, es verificar la autenticidad de las páginas donde se compra, algo que se puede hacer si se revisa que la dirección electrónica de la tienda esté correctamente escrita y que comience con “http”, lo que significa que es una conexión segura.

Otra manera de verificar que una página es auténtica es revisar varios enlaces de la misma y asegurarse de que abren perfectamente, esto significa —dice el especialista— que la página tiene profundidad y no es una página falsa que está suplantando a la de un comercio establecido.

“Cuando sólo es el cascaron, tratan de engancharte para que des tus datos y es cuando ocurre el fraude”, afirma.

Si aún te sientes inseguro, procura mantener un control extra en tus pagos en línea, a través de métodos de pago alternativos como Paypal o compra a través de sitios conocidos por su comercio electrónico o con los que estés familiarizado.

“Es mejor ir a la segura que adivinar al momento de comprar”, sostiene Saracho.

Bueno, bonito y…

Durante esta temporada, lo que más se adquiere son productos duraderos como electrodomésticos y aparatos electrónicos, que son también los que cuentan con ofertas más atractivas.

En contraste, la ropa puede ser la que menos descuentos tiene, ya que la mejor temporada para adquirirla es pasada la Navidad.

Si adquiriste un producto tecnológico o electrónico, lo ideal es que puedas probarlo de inmediato y lo más que se pueda antes de comprarlo. Esto permitirá, dicen los especialistas, observar si presenta alguna falla y si requiere ser devuelto.

Por ello tampoco es recomendable adelantar las compras de regalos navideños.

“Una vez comprado hay que usar el producto, probarlo porque las tiendas dan un corto periodo como garantía y una vez concluido las reclamaciones son con los  proveedores; el problema es que muchos de estos se ubican en otros estados y la gente se queda con el producto sin funcionar y con la deuda”, dice Alejandro Saracho. De igual manera, Joan Lanzagorta recomienda que, pese a las prisas, no olvides sellar los documentos de garantía de las compras, así como guardar recibos y facturas para poder hacer devoluciones cuando se requiera, para ampararse en caso de un mal cobro o simplemente para llevar control de los gastos personales.

Recuerda que si planeas tus gastos, harás compras más inteligentes y cuidarás mejor de las finanzas personales.

En cifras:

  • 40% de las compras en el Buen Fin se hacen a plazos y a través de créditos bancarios.
  • 12 meses es la duración máxima de un crédito recomendada por especialistas.

 

Compartir
Artículo anteriorVivir rápido, morir joven
Artículo siguienteEdición impresa 17/11/2016
Reportera que camina la CDMX. Ideática y platicadora en sus ratos libres. Escribe de madrugada y duerme en el autobús. Convencida que las personas están hechas de historias y no sólo de tripas y huesos. De la vida aprendió a no tener sentimiento de escasez.