Los delitos suben en el sur

De enero a abril, la incidencia delictiva subió 35% en BJ, 28% en Cuajimalpa y 27% en Coyoacán, más que en las otras delegaciones.

La cantidad de delitos registrados en la Ciudad de México subió 16.8% en los primeros cuatro meses del año y, de acuerdo con estadísticas de la procuraduría de justicia capitalina, los mayores incrementos ocurrieron en las delegaciones Benito Juárez, Cuajimalpa y Coyoacán.

De enero a abril, la cifra de casos contabilizados en la Benito Juárez aumentó 35.3%, al pasar de 937 a mil 268. En Cuajimalpa, el alza fue de 28.4%, al ir de 183 a 235. Y en Coyoacán, se elevó 27.2%, al ascender de 897 a mil 141.

En estas delegaciones, las cantidades registradas en abril pasado también son más grandes que las que cada una tuvo durante el mismo mes de 2015. Para la Benito Juárez, el incremento de un año a otro fue de 23%, mientras que para Cuajimalpa fue de 18%, y para Coyoacán, de 7%.

Más aún, en lo que se refiere a la Benito Juárez y Coyoacán, ambas demarcaciones se ubican entre las cinco con más delitos, sólo debajo de Cuauhtémoc, Iztapalapa y la Gustavo A. Madero, las cuales históricamente son las de mayor incidencia delictiva. En contraste, Cuajimalpa está entre las tres con menos casos, junto con la Magdalena Contreras y Milpa Alta.

Eugenia Calleja, administradora de la cuenta de Twitter @En_laDelValle, que tiene más de 200 mil seguidores, menciona que cada día recibe reportes sobre problemas de inseguridad en varias colonias de la Benito Juárez, donde habitan más de 385 mil personas.

En lo que va de 2016, dice, los delitos que le reportan con mayor frecuencia son robo a negocios —como tiendas de conveniencia—, robo de autopartes, robo a transeúnte y robo a casa habitación.

Las colonias de las que provienen más reportes de este último delito son Narvarte y Del Valle Centro. De acuerdo con Calleja, los casos se han incrementado desde finales de 2012, debido a factores como la falta de organización entre los vecinos y la apertura de la Línea 12 del Metro capitalino, que cruza la Ciudad de México de oriente a poniente y, considera, ha facilitado la llegada de asaltantes a la zona.

En tanto, en la delegación Coyoacán, donde viven alrededor de 620 mil personas, se observa un alza similar de los mismos delitos, dice Leticia Perdiz, integrante de la asociación Zona de Monumentos Históricos. Vecinos Villa Coyoacán.

Algunas de las colonias afectadas por este incremento, añade Perdiz, son Santa Catarina, Villa Coyoacán y El Carmen, donde vecinos han reportado que muchos robos ya se cometen con violencia y que también se realiza narcomenudeo.

ESTO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿CUÁNTO NARCO HAY EN LA CDMX?

Con todo, de acuerdo con las estadísticas oficiales, ni la Benito Juárez ni Coyoacán tienen los más altos porcentajes de delitos de alto impacto social, como asesinatos, secuestros y extorsiones.

En la Benito Juárez, la cifra es de 12.5% mientras que en Coyoacán es de 13.9%. En cambio, los números más altos están en la Gustavo A. Madero (22.1%), Xochimilco (21.7%) e Iztapalapa (20.4%).

¿Dónde quedó la policía?

Los vecinos de la Benito Juárez y de Coyoacán señalan que ellos y otras asociaciones han denunciado este aumento de delitos ante las autoridades —las jefaturas delegacionales y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP)—, pero aseguran que sus quejas no son atendidas.

“No nos están haciendo caso”, dice Calleja, y sostiene que la situación se ha agravado desde que Hiram Almeida asumió el mando de la SSP, a mediados de diciembre de 2014, cuando sustituyó a Jesús Rodríguez Almeida.

“Hay menos presencia policiaca, inexplicablemente. No sabemos qué sucede, pero teníamos hace unos años, dos o tres años, una excelente relación con la policía, cosa que ahora no”, coincide Perdiz.

Para hablar del tema, Máspormás solicitó entrevista con la SSP. Sin embargo, no obtuvo respuesta antes del cierre de edición. Lo mismo ocurrió con las jefaturas delegacionales, que en octubre de 2015 asumieron el panista Christian von Roehrich y el perredista Valentín Maldonado.

Desde que tomó la jefatura de Gobierno de la capital en diciembre de 2012, Miguel Ángel Mancera afirma que una de sus prioridades es el combate a la inseguridad. Para ello, sostiene, busca coordinarse con las delegaciones, sin importar el partido político que las gobierne.

Sobre esto, los vecinos consultados urgen a que las autoridades trabajen en conjunto, con el fin de aumentar y agilizar la presencia de policías en puntos identificados como conflictivos.

Incluso, Calleja y Perdiz coinciden en que una posible medida es retomar el modelo de dividir a la Ciudad de México en cuadrantes, pues aseguran que funcionaba mejor que el sistema actual. Desde su punto de vista, esta división permitía a los habitantes de una colonia tener un contacto más rápido y directo con los jefes policiacos, en lugar de tener que llamar a una central al marcar el número 066.

De lo contrario, temen que no solamente siga escalando la cantidad de delitos, sino que también crezca el grado de violencia con el que se cometen.

En cifras

  • 13,038 averiguaciones previas por delitos del fuero común se abrieron en enero pasado.
  • 15,232 averiguaciones se abrieron en abril, de acuerdo con cifras de la procuraduría capitalina.
  • 16.8% es el incremento registrado de enero a abril de este año, según las estadísticas oficiales.
Compartir
Artículo anteriorTu plan para el fin
Artículo siguienteAdicto al podio
Soy periodista. Sigo temas políticos, sociales y capitalinos. Del 19 de octubre de 2015 al 30 de septiembre de 2016, tuve el gusto –y el reto– de editar los especiales de Máspormás.