Sala Gastronómica: con sabor a México

Sala-Gastronómica

No podía existir un mejor lugar para disfrutar de los sabores y platillos más emblemáticos de México que el recinto donde se resume nuestra historia, el Museo Nacional de Antropología, ubicado en Paseo de la Reforma.

Y es que, desde hace un par de meses estrenó una nueva sala, una gastronómica que te invita a finalizar el recorrido museístico o iniciarlo, saboreando uno o varios de sus platillos de su menú.

El encuentro de los sentidos

Para entrar a Sala Gastronómica no es necesario pagar por la admisión al museo a menos que quieras también recorrer el recinto. Sala Gastronómica, un restaurante perteneciente a Grupo CRM, se localiza justo después de la sala 11 dedicada a las Culturas del Norte. Ahí, deberás bajar por unas escaleras de piedra que te envolverán en otro ambiente. Sí, sentirás que no estás en la ciudad de México.

Primero, te encontrarás con su Sala Café, un Grab & Go que ofrece un menú para quien desea comer algo rápido pero muy de la capital. Y es que la idea de este café es conquistar el paladar de los turistas para que prueben la cocina local, esa del puesto de la esquina pero dentro de un restaurante. Puedes pedir desde una torta de chilaquiles o de tamal, hasta el tradicional pan de dulce o una ensaladas.

De bebidas hay variedades de cafés 100% mexicano y proveniente de Veracruz, Oaxaca y Chiapas, así como malteadas, tés y jugos como el tropical o el súper verde. Te recomendamos el café criollo con un toque de vainilla de Papantla, con buena intensidad y dulzor suficiente para arrancar la mañana.

Los sabores de México bajo un mismo techo

Luego, vendrán esos detalles que tu sentido de la vista amará. Y es que Sala Gastronómica posee un diseño mexicano sobrio y hasta en cierto punto clásico, con detalles en madera y tonalidades que van del barro a la tierra, muy en armonía con el recinto.

Dentro, el espacio es bastante amplio para estar en pareja, con la familia, con los amigos que llegaron de Estados Unidos o incluso, con un grupo de más de 10 personas que bien podrán acomodarse en sus sillones ubicados en la parte sur del restaurante. Pero también hay mesas muy agradables en su terraza para disfrutar del clima.

La conquista del paladar

El menú de Sala Gastronómica se construyó para que tu olfato, vista y gusto hagan un recorrido por seis de las principales regiones del país (Baja, Norte, Central, Pacífico, Sur y Península Maya) pero siempre presentando lo más destacado de cada una de sus cocinas.

Además, se ha incluido un imperdible menú de cocina de maíz, donde hay desde sopes de cochinita y tostadas de gusano, hasta tacos de lengua, una opción perfecta para pedir como entrada y probar de todo.

Después puedes seguir con alguno de sus platillos estrella como el infalible mole negro oaxaqueño, o los ravioles rellenos de langosta. Otro de los consentidos es el pan de cazón o el pulpo zarandeado, cada uno servido con toques modernos pero conservando siempre ese sabor que le dan sus ingredientes originales.

Para acompañar los platillos se ofrece una carta de vinos internacional, así como un vino de la casa elaborado por bodegas El Cielo. También hay coctelería de autor donde se mezclan destilados mexicanos con frutas de temporada y cervezas artesanales.

Septiembre de nogada

No se puede hablar de la gastronomía nacional sin mencionar el chile en nogada, uno de los platillos emblemáticos de nuestro país y obviamente en Sala Gastronómica lo encontrarás disponible en su menú hasta el 30 de septiembre.  

El chile en nogada es de origen poblano y  aunque hay varias versiones sobre cómo cocinarlo, se puede preparar frio o caliente, capeado o no. Lo importante es que el relleno sea el de la receta original con picadillo de res y cerdo, manzana, durazno, pasa, almendras, pera, sal y xoconostle, así como que la nogada, esté elaborada con nuez de castilla, queso de cabra y leche. Además de que al servirse, el chile esté adornado por granos de granada y perejil.

En Sala Gastronómica lo hacen así, pero también tiene una segunda opción, la creación de la casa a la que han sumado una delgada y crujiente masa hojaldrada que al momento de partir con un simple tenedor, verás su consistencia. En el paladar sentirás ese toque crocante pero que no compite con el resto de los sabores del chile en nogada.

Particularmente esta versión hace que el chile se conserve calientito hasta el final. Se recomienda maridar con uno de sus vinos rosados. La mezcla en boca te dejará satisfecho porque gracias a la suavidad del vino, los sabores de las frutas incluidas en el chile resaltarán más al momento de comerlo.

En cuanto a los postres, una opción que encanta desde la vista es su variedad de dulces mexicanos, esa que además el mesero podrá explicarte uno a uno. Pero también está la bomba de chocolate con mazapán de cacahuate y nieve de guayaba, el panqué de elote con licor de almendras y crema inglesa o unos buñuelos rellenos de manzana.

Sala Gastronómica

Av. Paseo de la Reforma y Calzada Gandhi, Polanco. Horarios: Martes a domingo de 9 a 18 horas. Teléfono: 5256 2776. Cheque promedio por comensal: $350 pesos
salagastronomica.mx
Fb /SalaGastronomica

Te puede interesar: Cervecería Nacional: buena chela, buena comida