Un Chapultepec para Santa Fe

Un Chapultepec en Santa Fe

El nuevo proyecto del poniente de la CDMX será el segundo parque más grande de la capital y abrirá este mes

ARTE: MICHEL LARIS

Con edificios de hasta 50 pisos, corporativos, plazas y zonas residenciales, Santa Fe es considerado un distrito financiero para la capital. Sin embargo, en su escenario también conviven barrios de clase media y grandes problemas como la congestión vehicular, los suelos irregulares y la falta de planeación urbana que ha creado una brecha imaginaria entre el norponiente y el resto de la CDMX.

Por más de 10 años, los vecinos han peleado por convertir los suelos que antes fueron minas de arena y rellenos sanitarios en parques. Se han manifestado contra consorcios y gobiernos que desean crear viviendas. Pero, esta vez, los colonos ganaron.

Será en este mes de agosto cuando La Mexicana, el segundo parque más grande de la capital —después de Chapultepec— abra sus puertas en una primera fase y esté concluido a mediados de septiembre.

De acuerdo con información de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda entregada a Máspormás, el proyecto consta de 40 hectáreas, de las cuales, el 70% se convertirá en parque y el 30% restante será desarrollos inmobiliarios cuyo valor cubrió el costo de este espacio público.

La construcción se lleva a cabo bajo el modelo de Sistema de Actuación por Cooperación (SAC) en el que colaboran constructoras, el gobierno de la ciudad y la Asociación de Colonos de Santa Fe.

Durante la presentación del proyecto, el titular de Seduvi Felipe de Jesús Gutiérrez señaló que se trata de un espacio incluyente, familiar y que conjuga la colaboración para lograr espacios habitables en la ciudad. Al mismo tiempo, La Mexicana representa una victoria vecinal, pues anteriores jefes de Gobierno preveían la construcción de entre ocho mil y 12 mil viviendas populares, situación que resultaba inviable por el abasto de servicios y que se logró detener gracias a un amparo interpuesto por la Asociación de Colonos Zedec Santa Fe.

Después de mesas de negociación, se logró un acuerdo 70-30, en donde el menor porcentaje se utilizará para la construcción de tres mil viviendas sustentables y el resto —que es equivalente a la suma del Parque España, México, Lincoln, América, Hundido y la Alameda— se convertirá en un pulmón urbano al poniente de la CDMX.

Parque sustentable

El primer reto de sustentabilidad es el económico, y en ese sentido, La Mexicana será autofinanciable, es decir, los recursos con los que se construye y se dará mantenimiento se obtienen tanto de los desarrollos de vivienda como de los autogenerados y, para asegurar que esto suceda, existe un fideicomiso y un título de concesión que será transparentado por la Asociación de Colonos de Santa Fe. “Para que el dinero del parque se vaya al parque”, asegura la presidenta de esta asociación, Itziar de Luisa.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, otro ejemplo de sustentabilidad lo da el diseño, pues está adaptado a la topografía del lugar, es decir, minas de arena. “Tendrá una estructura vial, hidráulica y eléctrica que se alimentará a través de celdas solares; contará con un vaso regulador, se utilizarán aguas negras tratadas que estaban descargándose a cielo abierto y se construirá un tanque tormenta para almacenar agua de lluvia para riego en época de calor”, indica el proyecto.

Como parte de sus amenidades, destacan la plantación de dos mil árboles, un millón de m2 de áreas ecológicas y 62 mil m2 de césped. Contará con un lago artificial y humedales de 12 mil 500 m2, canchas deportivas, patinódromo, 4.3 kilómetros de ciclopista y 3.4 kilómetros de trotapista.

Habrá un jardín infantil y otro destinado a las mascotas. También un quiosco, un mirador, un área de alimentos, un anfiteatro, una plaza cívica y otra con juegos de agua. El parque será accesible para personas con discapacidad y se podrá ingresar en cualquier punto toda vez que no estará enrejado.

Un lugar para todos

Para Itziar de Luisa, más de 340 mil personas se beneficiarán con el parque, del total, 15% son residentes y 85% visitantes que trabajan, estudian o acuden cotidianamente, por lo que no se prevé un aumento en la congestión vehicular. Una de las grandes dudas desde que se anunció el plan.

“La idea es que residentes de San Mateo, San Bartolo o Santa Lucía —que estarán a uno o dos kilómetros del parque— también se apropien de este espacio. En general, se espera la afluencia de quienes viven en las delegaciones Cuajimalpa y Álvaro Obregón, pues antes los lugares públicos se limitaban a glorietas y banquetas”, dice.

De acuerdo con los coordinadores vecinales, no será un parque exclusivo, sino que cualquier persona podrá ingresar, será gratuito y no se colocarán enrejados. “Es un lugar para todos. Será un sitio donde se salven las diferencias sociales y se cree un círculo virtuoso de visitantes y residentes en el que se pueda borrar cualquier tipo de diferencia sociocultural o económica”, dice Óscar Moreno, representante del comité vecinal Corredor Santa Fe.

Habrá que ver si este proyecto también ayuda a cambiar la mala percepción que Santa Fe se ha ganado como un punto caótico para los miles de chilangos que a diario se desplazan a su zona corporativa.

En cifras: 

  • 40 mil personas residen en Santa Fe, apenas 15% de quienes circulan a diario en la zona.
  • 3 viviendas sustentables se construirán en 11 hectáreas sobre este terreno.
  • 2004 fue el año en el que el terreno de La Mexicana fue enajenado por el gobierno de la CDMX.

 

Compartir
Artículo anteriorLos habitantes de la galería de arte más antigua de Tepito
Reportera que camina la CDMX. Ideática y platicadora en sus ratos libres. Escribe de madrugada y duerme en el autobús. Convencida que las personas están hechas de historias y no sólo de tripas y huesos. De la vida aprendió a no tener sentimiento de escasez.