06066 | Ciao, Pirlo

Andrea Pirlo

Si el 2016 fue fatídico para la música, el 2017 pinta para enmarcar el adiós de grandes leyendas del futbol y Andrea Pirlo es una de ellas

Tras 23 años de magia en los equipos que le vieron vestir su uniforme y mostrar su exquisita elegancia en el manejo del balón, Andrea Pirlo ha anunciado su retiro del futbol profesional, tras disputar los últimos minutos de su contrato en la eliminación del New York City frente al Columbus Crew en la MLS.

A sus 38 años, el maestro, el arquitecto o el metrónomo decidió que es momento de ceder paso a los más jóvenes.

“Te das cuenta de que ha llegado el momento. Cada día tienes problemas físicos, no puedes entrenar como quieras porque siempre tienes algo. A esta edad, ya es suficiente”.

Pirlo se convirtió en el jugador más joven en debutar con el Brescia a los 16 años, desempeñándose como mediapunta, lo que le llevó a fichar con el Inter de Milán en 1998, donde pasó con más pena que gloria. Esto lo llevó a ser cedido de nueva cuenta al equipo que le vio nacer, en donde su resurgimiento despertó el interés del Milán dirigido por Carlo Ancelloti, quien retrasó su posición para asentarlo como mediocampista organizador.

Ahí, despegó entre la élite del futbol mundial, ganando dos Ligas de Campeones y dos Scudettos de la Serie A, además de liderar a la selección italiana que fue campeona en el Mundial de Alemania 2006.

Por supuesto que todos los equipos querían ficharle y, según explica el jugador en su autobiografía, estaba arreglado para jugar con el Real Madrid tras ganar la Copa del Mundo, sin embargo, Adriano Galliani, director deportivo del Milán, le prohibió fichar con el conjunto merengue.

Años más tarde, Pirlo sería cortejado por el Barcelona: “Somos muy fuertes y la verdad es que no podría pedir nada mejor, pero tú eres la cereza del pastel. Un centrocampista que se alterne con Xavi, Iniesta y Busquets, y ese eres tú. Tienes todos los atributos para jugar en el Barcelona y uno en particular: eres internacional”, le dijo Pep Guardiola en el 2010.

Al final, después de grandes triunfos, a sus 31 años, Andrea Pirlo decidió fichar con la Juventus de Turín, donde conquistó cuatro ligas más, antes de migrar a la MLS en Estados Unidos, donde militó las últimas tres temporadas con New York City, hasta que una fuerte lesión de rodilla le impidió poder despedirse como él hubiera querido y deseado.

Se va uno de los más grandes, gracias por todo y hasta siempre, Andrea Pirlo.

Compartir
Artículo anteriorUna barra muy chic en Polanco
Obrero de las redes y el ciberespacio, Sopitas es un tipo afortunado.