26 de septiembre (algunas enseñanzas)

1. La participación de la Policía Federal y del Ejército en la desaparición de los 43 estudiantes corrobora que el Estado mexicano está más agusanado que un cadáver. ¿Las autoridades federales custodiaban ese quinto autobús que transportaba heroína? ¿Cuántos cargamentos de droga pasan al día por los ojos del 27 Batallón? Y los propietarios de Estrella de Oro y Costa Line, ¿a poco no saben que sus autobuses van cargados de chiva hasta Chicago?

2. Al gobierno de Peña Nieto no le horroriza el horror. Está calificado para torturar, matar o inventar testimonios con tal crear una verdad histórica que lo libre de todo mal. Amén. Las versiones oficiales, en síntesis, existen únicamente para que los culpables nunca la paguen.

3. Los cuatro puntos cardinales de Guerrero son: la corrupción sin maquillaje, los derechos constitucionales que le son vendidos como lujos a los pobladores, el poder desmedido del narco y las fosas comunes que se cuentan por hectáreas.

4. Los narcopolíticos, con esa sublime capacidad que tienen para ver el dolor y la miseria que nos rodea sin que les afecte, están vivitos y coleando. Alcaldes, jefes de policía, diputados, senadores, gobernadores, secretarios de Estado y militares de alto rango han construido su carrera con narcodólares.

5. Sincerémonos: somos una sociedad que permite las barbaries. Hemos abandonado al prójimo de la misma manera en que nos hemos despreocupado de los miles de muertos y de desaparecidos. A veces me pregunto si ese aguante es una maldición o si algún día se transformará en una revuelta.

6. Ayotzinapa es un salón de clases donde el Estado quitó las ilusiones y todos aprendimos que las teníamos.

7. La estrategia del gobierno de Peña Nieto ha sido la más inhumana para los padres: a) criminaliza a los normalistas cada vez que insiste en que todo fue un asunto entre narquillos; b) defiende la versión de que a los estudiantes se les quemó en el basurero de Cocula no tanto porque esa sea la verdad, sino porque es la manera en la que evita pronunciar esas dos palabras que han marcado la historia contemporánea: desaparición forzada; y c) pide a los padres, más como un acto de fe que pericial, que crean que la PGR encontró miles de restos en un río, a 2.5 kilómetros del basurero.

8. La cobertura de Ayotzinapa es el mejor instrumento para medir el periodismo que hoy existe en México: a) existe aquel que maquila la información y sólo espera la quincena para bebérsela; b) existe aquel que se cree justiciero; c) existe el que se solidariza con las víctimas y en el que, muy probablemente, se han cometido errores: en ocasiones la empatía y el dolor orilla a contar la vida en blanco y negro; d) existe aquel que sólo quiere ganar notas y tomarse selfies como si fueran reportajes; e) existe aquel que investiga y se arriesga para hacer más compresible lo que en realidad sucedió la noche del 26 de septiembre; y d) existe aquel de moral un tanto difusa que enfrenta a los peritos y que funciona como promotor artístico o sicario de Peña Nieto, Murillo Karam y anexas.

9. La resistencia de los padres me ha enseñado que la esperanza es, como escribió Cortázar, la vida misma defendiéndose.

10. No le busquemos: fue el Narco-Estado.

Compartir
Artículo anteriorLos autos, plaga citadina
Artículo siguienteTu plan (gratis) para hoy: 22 de septiembre
Ganó el Premio Gabriel García Márquez en 2013. Es tres veces Premio Nacional de Periodismo en Crónica. Autor de "Gumaro de Dios, el caníbal"; "Placa 36", "Entre perros", "El más buscado" y "Chicas Kaláshnikov y otras crónicas".