De radio y otras muertes, por @goliveros

El verano ha llegado a la radio y, por el momento, las cosas en Ibero han quedado igual que la semana pasada. No obstante, el tornado que azotó al 90.9 funciona para que revisemos transformaciones y muertes de la radio juvenil de los últimos tiempos.
Sí, tendríamos que hablar desde la época de la amplitud modulada hasta los tiempos del internet y el HD radio, pero intentaré realizar un recuento de memoria de algunas de las muertes radiofónicas más tristes y, por supuesto, nostálgicas.
ROCK 101: sí, la radio mexicana había tenido radio dirigida a los jóvenes desde tiempo antes. Radio 590 ‘La Pantera’ (que mañana cumpliría 48 años desde su creación) o ‘Radio Capital’ eran ejemplos en AM de exitosos conceptos para generaciones enteras de consumidores de música. Pero Rock 101 era más que eso: era lo que sucedía entre canción y canción, de hecho, hasta dentro de la canción.

101 murió varias veces. Luis Gerardo Salas, incluso, afirma que la muerte de su estación no fue en 1996 sino dos años antes, cuando Jordi Soler -de la mano de Roberto Ordorica- decidió dar un golpe de Estado al equipo donde se encontraban Luis, Jaime Pontones, Dominique Peralta, Lynn Fainchtein, Abel Membrillo y Roberto Escobar. Salas llevaba ya meses sin ser el director de la estación, incluso sin estar al aire. La dirección de Núcleo Radio Mil había cancelado Radio Alicia en la frecuencia donde alguna vez estuvo ‘La Pantera’ y empujaba al fin de una era en el 100.9. Luego de la salida de Salas y su equipo, Soler tomó las riendas por alrededor de un año. Luego, la familia Huesca lo expulsó de forma más elegante que la que él y Ordorica tuvieron con sus excompañeros.

Un año después, luego del aniversario de la estación y a la llegada de los ratings de julio del 96, la dirección del NRM comenzó a diseñar un concepto distinto a Rock 101 pues, pensaban, lo que se encontraba al aire ya no le hablaba al joven que sintonizaba radio.

Contrataron a Antonio Isaac -experto en ese nuevo mundo, para entonces, llamado internet- y diseñaron una estación que se llamaría Aztlán radio. A los directivos del Núcleo no les gustó el nombre y prefirieron la otra alternativa: Código.
Rock 101 murió entre el martes 6 y el jueves 8 de agosto del 96. En esos días, se llevó a cabo la primera reunión del equipo de Código donde estaba Germán Huesca, Antonio Isaac y Rogelio Bejarano, quienes serían las primeras voces de dicha estación. Una semana después, se realizó un concierto en Avenida Insurgentes en protesta por el cierre de la estación. Enrique Muñoz, quien suplía a Gutiérrez Vivó en esos días en el Monitor de la mañana, se quejó de que hubiera gente que protestara por el cierre de su estación de radio. Si hubiera sabido…

La próxima semana, Wfm.

(Gonzalo Oliveros)

Compartir
Artículo anteriorPiojo: enigmas de la mente, por @apsantiago
Artículo siguiente100 años de soledad
Programador de radio que en sus ratos libres produce televisión. Habla en RMX y en Imagen. Su tiempo libre lo usa en hacer fiestas a las que llama 212.