Manantial en peligro

El agua corre peligro en la Ciudad de México, todos lo sabemos y también que la probabilidad de quedarnos sin ella en unos años es muy alta. Lo que no sabemos con exactitud es qué está haciendo el gobierno para solucionarlo. En medio de ese contexto de sequía inminente, sigue habiendo irregularidades, algunas grotescas como la del predio en avenida Aztecas 215, en Los reyes Coyoacán. En los años cincuenta hubo en ese lugar un lago conocido como Temomuxco, donde cada invierno llegaban a abrevar patos canadienses.

El lago, como muchos ríos en esta ciudad, fue cubierto y su agua, drenada para abastecer las colonias aledañas. Hasta hace poco, los vecinos se seguían abasteciendo de mismo manantial subterráneo. Sin embargo el año pasado, la empresa Quiero Casa comenzó a realizar excavaciones ilegales para construir un edificio, a sabiendas de que podía afectar el suministro de agua de toda la colonia. La empresa hizo caso omiso del peligro y, a pesar de los reclamos vecinales, siguió adelante con la construcción. Al cabo de unos meses, como era de prever, el venero fue fracturado, y el predio comenzó a inundarse con el agua del manantial que ya no estaba abasteciendo las casas aledañas. A la constructora se le hizo fácil desviar el agua, no hacia la población sino hacia el desagüe. Diez bombas, diez mangueras lay flat de cuatro pulgadas y diez mangueras de PVC de succión se invirtieron en el asunto, no para abastecer de agua a la población sino para mandar al caño cerca de cien litros cúbicos por segundo.

LEE LA COLUMNA ANTERIOR DE GUADALUPE NETTEL: EL FRAUDE ROMÁNTICO

¿Cómo calificar la actitud de dicha empresa? Los adjetivos irresponsable, ecocida o rapaz no me alcanzan, como tampoco me satisfacen los de negligente y corrupta para las autoridades que la protegen. Creo que más allá de lo obvio, hay una ceguera y una ignorancia insondable que nos caracteriza a todos. La zona de los pedregales de Coyoacán ha tenido históricamente un papel fundamental en el abastecimiento hidráulico de nuestra ciudad. Además de Temomuxco, hay otros seis manantiales en peligro. En vez de proteger el agua potable el gobierno del Distrito Federal se ha encargado de disgregar los plantones de vecinos inconformes para privilegiar la construcción. Lo que la Asamblea General de los Pueblos Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán pide es la suspensión definitiva de cualquier construcción que afecte los manantiales y la construcción de un pozo que permita preservarlos en las mejores condiciones. Dado que el problema de abastecimiento hidráulico nos afecta a todos, esta demanda urgente debería también ser la nuestra. En vez de quejarnos por el bloqueo de las avenidas en la tarde de hoy, pensemos en la posibilidad de bajar de nuestro aséptico automóvil y defender con ellos el agua de la década por venir.

Compartir
Artículo anterior¿Un Primer Ministro tiene sexo con un cerdo?
Artículo siguienteLa ideología de Televisa
Escritora. Aunque defiende el género del cuento como una guerrillera, su novela más reciente obtuvo el Premio Herralde de novela. Es autora de libros como "El huésped", "El cuerpo en que nací", "Pétalos y otras historias incómodas" y "El matrimonio de los peces rojos".