Indigestión externa

Como todos los años, Pen America, el capítulo estadounidense de una organización mundial compuesta por escritores prominentes que celebran la literatura y promueven la libertad de expresión, realizó el festival Pen World Voices of International Literature en Nueva York. México, que tiene decenas de periodistas muertos, desplazados y amenazados, fue el país invitado.

Mesa tras mesa, los participantes alzaron la voz, denunciaron los crímenes contra los periodistas, la impunidad, la ineficacia gubernamental para garantizar la vida, la concentración en los medios, su falta de independencia, así como la violencia generalizada, los feminicidios, las desapariciones forzadas, la corrupción de la clase política y así.

LEE LA COLUMNA ANTERIOR DE GUILLERMO OSORNO: EL FIN DE AYOTZINAPA

Hubo un evento, en particular, cuando el hilo de la media se descosió aún más y la conversación tomó un nuevo rumbo: se acusó coralmente a las propias autoridades y medios estadounidenses que no investigan quién y cómo se distribuye la droga en su territorio, como si el problema sólo fuera mexicano. Era un gesto de hartazgo y cansancio, pienso yo, por estar hablando de la guerra contra las drogas todo el tiempo. Al final de ese evento, me sentía indigesto, como si hubiera comido un tazón lleno de papitas fritas, que no alimentan pero te dan la sensación de haber comido mucho.

A veces, aquello sonaba a como cuando te quejas constantemente con tus amigos de tu pareja, tu jefe o tu trabajo. Te escuchas a ti mismo y piensas ¿por qué no hago algo? Uno puede abandonar el país, votar por el partido contrario, protestar en las calles o asistir a foros internacionales para hablar de los problemas internos en busca de alguna solidaridad internacional. Eso está bien.

Pero pienso que la solución más eficaz a los terribles dilemas del país es profundamente egoísta y ésa tiene que ver, como lo dijo Juan Villoro en una de sus intervenciones, con el goce que produce la escritura misma o el trabajo de investigación periodística. Son esos textos, o esas imágenes o esas investigaciones las que te ponen en un plano más feliz, aunque luego tengas que ir a estos foros a ponerlos en un plano público.