La Chaponovela y el (experto) #trendelmame

“Digan mejor qué pitos hacen Kate del Castillo y el Chapo”. El tema del foro era el Reglamento de Tránsito, pero no faltó el gracios@ que sugirió un cambio, en el colmo del enchapotamiento.

Estoy enchapotada, y no me siento más informada o segura, aunque no suelto la chaponovela. Cada día veo “qué hay de nuevo”, es decir: qué filtraron (ilegalmente) las autoridades para que sea EL tema.

¿Qué piensa de eso del Chapo?, me pregunta un #taxista, reviró la pregunta y dice que: “¡Sabe!, pero esa Kate sÍ está bien buena”. Pues sÍ. Otro me dijo que ya le aburrió y mejor oye música. Uno más le explicó a Celu qué había pasado. Los taxistas son como los periodistas: reflejo de la sociedad a la que servimos. Expertos en nada, pero hablando de todo, nos montamos a la ola del momento en tanto llega otra más grande, o mejor.

A la sombra del affaire mediático, me pregunto: ¿cuáles son los datos específicos producto de la “misión cumplida”? ¿Cuántas toneladas de droga han dejado de circular? ¿Cuántos menores ya no quedan enganchados o han dejado de trabajar para el narco? ¿Qué datos concretos ha dado el gobierno? ¿Se los hemos pedido?

Los ciudadanos informados estamos ahogados en la memecracia y la repetición –ad nauseam– de las mismas informaciones anecdóticas, y en el debate sobre si Sean es o no periodista o Kate es o no traidora a la patria, o si el gobierno quedó o no en el ridículo, todos con sus respectivos pronósticos-expertos.

LEE LA COLUMNA ANTERIOR DE ALMA DELIA FUENTES: PROPÓSITOS GUAJIROS

El asunto con los expertos es que “creen que saben más de lo que saben”, y no lo digo yo, #conste, sino el psicólogo Philip E. Tetlock, estudioso de asuntos relacionados al buen juicio y las predicciones. Como con cada información rompedora, compartimos y recompartimos reflexiones expertas cargadas de fuentes secretas y excesos de conocimiento, perdón, de confianza: intentamos armar un rompecabezas para saber “la verdad”, pero ¿quién dice que en realidad sabemos algo? ¿Alguien ha verificado los hechos que nos han consumido la semana, por ejemplo?

Los expertos en expertos señalan que los pronósticos expertos son -frecuentemente- erróneos por su dogmatismo, “la falta de voluntad para cambiar la mente de una manera razonablemente oportuna en respuesta a nuevas situaciones”, dice Tetlock. Ya tenemos nuestra veldá y nuestro análisis se adapta a ella. Durante años, estuvimos ‘glamourizando’ a los capos (como dice Marcela Turati) y, ahora, la ‘glamourización’ se presenta en forma de reality, ¿algún experto lo predijo? ¿Cuáles dicen que son las consecuencias? ¡Que alguien me explique!

Analizar no es un misterioso don, sino el producto de recopilar información y pensar y actualizar nuestras creencias para aprender: cualquier persona reflexiva y determinada puede hacerlo, siempre que tenga datos.

En Facebook, un colega escribió que la información soltada tras la captura sólo servía para la chunga, porque nadie toma en serio ni a las autoridades ni al periodismo, y eso me explicó un poco el comentario fuera de lugar sobre Kate&ElChapo: ante nuestra ignorancia y decepción, preferimos subirnos al tren del mame con la información que quieren darnos y no con la que necesitaríamos conocer y analizar porque, al final, “todos son iguales”, según #taxista.

Compartir
Artículo anteriorLos muros ya pueden caer
Artículo siguienteCrack tapatío
Periodista, trashumante y mamá. Viaja en #taxi y a veces se siente chofer de microbús.