La realidad documentada

Dentro de la monstruosidad decadente que son los premios Óscar, hay una categoría en donde usualmente vemos nominaciones que destacan por su buen tino y por el extraño riesgo que encarnan: el cine documental. Quizá porque dicho género vuela por debajo del radar del imperio colonizante de los blockbusters, “la academia” usualmente presenta en su lista de nominados a la codiciada estatuilla películas importantes desde la perspectiva artística e incluso social y política.

Las películas nominadas en 2016 son todas extraordinarias y trascendentes. Cartel Land y Winter on Fire, abordan dos realidades extremas, en México y Estados Unidos la primera, en Ucrania la segunda, que acercan al público al interior de conflictos armados contemporáneos que trazan un retrato desgarrador de nuestra época. Tierra de cárteles muestra la espeluznante realidad mexicana que dio origen a la creación de las autodefensas en Michoacán, la posterior infiltración de sus filas por el narcotráfico y la aberrante legitimación y financiamiento por parte del Estado mexicano de dichos criminales. El heroico lente del cineasta norteamericano Matthew Heineman retrata la política de combate al crimen organizado exhibiendo la arbitrariedad, inoperancia, inefectividad e incluso los oscuros motivos que la definen. Es, sin duda, una de las piezas que ha logrado cuajar de manera más precisa y contundente el horror del sistema político y social en nuestro país.

 LEER LA COLUMNA ANTERIOR DE DIEGO RABASA: LA EXTINCIÓN DEL LENGUAJE

Winter on Fire, de Evgeny Afineevsky, muestra las protestas ucranianas que dieron pie a uno de los conflictos internacionales más álgidos en la actualidad —el de Rusia contra las potencias occidentales—. Bajo la estela de The Square, cinta que documentó la formación de las protestas en la plaza de Tahir, en El Cairo, que dieron pie a la caída de Hosni Mubarak, Afineevsky logra una mirada que, aunque sesgada y un tanto reduccionista, nos ayuda a conocer las raíces de un problema político que ha causado agitación en el orden geopolítico mundial.

Las biografías de Nina Simone y Amy Winehouse, What Happened, Miss Simone? y Amy, muestran el poder destructor del arte y elaboran un fiel retrato de la sociedad del espectáculo que dio pie al surgimiento, encumbramiento y posterior ocaso de dos de las intérpretes más memorables en la historia reciente del mundo.

El cineasta norteamericano Joshua Oppenheimer vuelve por la revancha con su cinta The Look of Silence después de que The Act of Killing perdiera de manera inexplicable frente a la anodina e intrascendente 20 feet from Stardom, con la segunda parte de su estudio sobre el genocidio ocurrido en Indonesia en el cenit de la Guerra Fría.

Al margen del circo de tres pistas que se forma alrededor de los premios principales, la selección de estas cinco películas sirve como una buena guía para acercarnos al extraordinario cine documental contemporáneo que nos ayuda, como lo han hecho las artes a través de la historia, a sentirnos menos extraviados en este mundo delirante.

Compartir
Artículo anteriorEdición impresa 26/01/2016
Artículo siguienteEl vinilo como fetiche
Es parte del consejo editorial de Sexto Piso y de "La Ciudad de Frente".