Los cuadros negros

A un año de la desaparición forzada de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, este lunes 21 de septiembre se empezará a transmitir por YouTube, Los Cuadros Negros, una serie que busca documentar, contextualizar y reflexionar acerca del abismo mexicano.

Dios, Revolución, Violencia, Esperanza y Justicia son algunos de los temas universales que se exploran mientras son relatados los riesgos e infortunios de vivir en México. A partir de sus propias experiencias e ideas, ocho testigos relatan la adversidad que les ha tocado encarar o mirar, así como también la manera en que logran preservar la entereza. Esta serie de registros evidencian el alma adolorida de un país y enaltecen la lucha de la humanidad contra la oscuridad.

¿Por qué mirar un cuadro negro de nuestra realidad? Mark Rothko creía que un cuadro podía tomar vida ante la consciencia de un espectador sensible, desarrollándose y creciendo en ésta. Los cuadros negros también buscan esa experiencia en quien los vea. Sus protagonistas son personas que han desafiado la sinrazón y que me ha tocado conocer durante mi trabajo como reportero. Decidí reunirlos para que se conocieran y compartieran entre sí su testimonio durante varias horas. El resultado es una serie de breves episodios que ayudan a expandir la consciencia y visión del espectador.

Roberto Zavala, un obrero de la Ford que perdió a su hijo a causa de un incendio provocado por la corrupción dialoga con Canek Sánchez Guevara (dep), nieto anarquista del Che Guevara; Alejandro Solalinde, sacerdote entregado a la defensa de los migrantes platica con Blanche Petrich, admirada reportera que ha cubierto guerras en Centroamérica, Medio Oriente y México; Irene Azuela, actriz descendiente del principal escritor de la Revolución Mexicana charla con Pedro Valtierra, el fotoperiodista mexicano más experimentado; y Diego Fonseca, representante emblemático del Nuevo Periodismo Iberoamericano conversa con doña María Herrera, una costurera de pueblo que busca a sus cuatro hijos desaparecidos.

Para el poeta Javier Sicilia, la obra de Rothko era una prefiguración de horror que estamos viviendo ahora. Si los nazis fueron un grupo que con sus campos de exterminio y hornos crematorios quiso borrar también los vestigios de recuerdo y de humanidad, al incinerar o disolver a sus víctimas y al no querer contar a los muertos, el acto de los criminales y las autoridades mexicanas es de la misma proporción.

“Es algo inédito en la historia de la humanidad – me dijo Sicilia- querer borrar los vestigios de la memoria y de la presencia. Y Rothko brinca eso y nos deja aparecer el lugar de la ausencia, donde está Dios, pero como ausencia. Donde el hombre ha borrado el umbral con el cual podemos mirar. Si algo pudiera ilustrar mi fe, son los cuadros negros de Rothko”.

Las conversaciones producidas por Agencia Bengala serán proyectadas en algunas manifestaciones y eventos relacionados con el aniversario de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa. También serán transmitidas en línea entre el 21 de septiembre y el 4 de noviembre: cada lunes, miércoles y viernes, a partir de las 11 am en un canal de YouTube que puede ser consultado en www.loscuadrosnegros.com. El episodio que estrena la serie lleva el título: “Jesús tenía también a sus Enriques Peña Nieto”.

 

Compartir
Artículo anteriorHumberto Valdez: La tinta insurrecta
Artículo siguienteNuestras relaciones exteriores
Testigo y narrador de conflictos del primer cuarto del siglo XXI en México y otros países. Su más reciente libro es Slim (Debate, 2015). Participó en la Comisión de la Verdad de Oaxaca que investigó y consignó a funcionarios por ejecuciones extrajudiciales y actos de tortura. Cofundador de agenciabengala.com.