MANUAL ANTIMACHISTA

Manual

Qué ganas de andar de irónico, pero no. Con este asunto hay que ser claros: #VivasNosQueremos

  1. No seas como Eruviel

Todo empieza en casa. Para bien, para mal y para de la fregada. Si usted no educó bien a sus hijos, le pueden salir como el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, ese al que le vale queso la vida de decenas y decenas de mujeres violadas, explotadas, agredidas y asesinadas en Ecatepec, el municipio más letal para ellas. El hombrecito no mueve un dedo para evitar la violencia hacia ellas, hacia nosotras. Eruviel y su mirreynato misógino es el ejemplo de cómo no debemos tratar a las mujeres. La negligencia, la corrupción, la injusticia, la omisión, la desidia y la complicidad desde su gobierno generan violencia y muerte. Anótelo en su libretita, mi gober, y haga 10 planas en su cuadernito.

  1. Ella es igual que tú

Si usted educa a sus hijos con el supuesto de que el femenino es el sexo débil, ya nos cargó la tostada. ¡No! No hay sexo débil. Hombre y mujer son iguales ante sí, con diferencias físicas y capacidades varias, ¡como las hay entre hombrecitos, mujercitas y cualquier sexo que se invente de aquí al fin del mundo! Si desde niños nos sabemos con igualdad, las cosas mejorarán. Repítalo las veces que sea necesario.

LEE LA COLUMNA ANTERIOR DE NACHO LOZANO: MANUAL DEL TORTURADOR MEXICANO

  1. No te calles

En casa no se debe educar con el silencio. Si nuestra hija, hermana, vecina, prima, amiga, conocida, compañera o la damita que sea denuncia un abuso, ¡hay que hacerle caso! Hay que llegar a las últimas consecuencias. Hay que brindarle justicia. A las mujeres se les escucha, se les atiende, se les protege. No se les abusa. No se les calla.

  1. ¡Se les acabó el 20!

¿Alguien está manoseando a la pasajera? ¡Denúncialo, no te hagas ojo de hormiga! ¿Alguien está acosándola en el trabajo? ¡Ayúdala y acusa al hostigador, no te hagas wey! ¿Alguien la golpeó? ¡Acompáñala a denunciar, no seas huevón! ¿Alguien le cerró las posibilidades de desarrollo? ¡Alíate con ella y señala al pinche discriminador! La misoginia tiene fecha de caducidad: ¡Hoy!

  1. #VivasNosQueremos

Repita todos los días del año: ¡Con falda o pantalón, respétame, cabrón! ¡Tú me quieres virgen, tú me quieres santa, sabes una cosa, ya me tienes harta! ¡Macho que viola, a la licuadora! ¡Desnudas o vestidas, respeta nuestras vidas! ¡Vivas nos queremos! Y así debe ser.

Compartir
Artículo anteriorGalería: arquitectura floral
Artículo siguienteLa zona
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.