Manual del ¿Ya ves? ¡Te lo dije!

Les tengo una mala y una buena. La mala es que hubo quienes votaron por semejantes animales, o ignorantes, o irresponsables, o delincuentes o todas las anteriores. La buena es que en la siguiente elección podemos corregir.
Cuauhtemillación de Geografía
Si un jugador de futbol quiere ser alcalde, no vote por él. Para qué pagar las consecuencias. Basta ver que dijo que Cuernavaca es un estado de la República #NOMAMR. O cuando confundió “equidad” de género con “alerta” de género. ¡Plop!
Broncoaspiración presidencial
Todo lo que huela a Ver-de, es suceptible a ser votado. Aunque los votos los obtenga mediante delitos electorales. La consecuencia es que ahora tendremos a alguien como el mentado Escobar quien ha presumido que la Subsecretaria que le dieron en Gobernachong “fue un premio”. Somos muchos los que queremos que se largue. ¿Pero quiénes lo encumbraron? Los que votaron por él. Aunque la verdad duela como cachetada de Velasco.
Verde-que-te-odio-verde
Ya está mostrando el cobre ese machito que se hace llamar el Bronco. Resultase ser que este fin de semana asistió a una mega fiesta organizada por el hidrocálido priista Gabriel Arrellano. En la Fiesta de los Arcángeles (no es broma, así se llama la fiesta) no se aceptan mujeres, ¡¿poooooor?! ¿Qué hacía ese gobernador electo en una fiesta así? Vaya gustos, vaya imagen. Vaya lo que les espera a los de Nuevo León.
Diputables bajo la mira
Si es usted un ciudadano responsable, deberá estar sobre los legisladores por los que votó para vigilarlos. Échele ojo a lo que propongan y aprueben. Que no roben, que no pidan moche. Y si sí, ¡castíguelos! Porque esas mismas jetas son las que aparecerán en la próxima elección.
Eramos mucho y parió la abuela
Solemos darle a los nuevos partidos el beneficio del registro. Somos a toda mauser, me cae. Pero, ¿y si salen peor que los que ya estaban? ¿Y si en realidad son la finta democrática? ¿Y si son los achichincles de los otros partidos ogetes? Hay que pensar el voto desde ahora, para que luego no venga alguien y nos diga: “¿Ya ves, güey? ¡Te lo dije!”

 

Compartir
Artículo anteriorUna feria de acento inglés
Artículo siguienteUber hace observaciones a ley de movilidad
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.