Manual para destruir a Uber, por @nacholozano

Taxistas chilangos: estas son las instrucciones que deberán de seguir si es que quieren eliminar a Uber y Cabify. Créanme, yo sé lo que les digo.

 1 Taxistas: cobren lo justo y no manipulen el taxímetro con trucos infames que ya tienen harto al pasajero.

2 No permitan que se cometan delitos en sus taxis, como robos, secuestros o violaciones. No sean cómplices. Tanto adorno fuera y dentro, tanto polarizado y tanta oscuridad en el interior del taxi causan terror, desconfianza y provoca a los criminales.

3 Cuando al pasajero se le olviden sus pertenencias (celular, documentos, dinero, ropa, etcétera) ¡devuélvanlas! Uber lo hace. ¿A poco ustedes no pueden?

Taxistas: no agarren a palazos o pedradas (literalmente) a los choferes de estas aplicaciones nomás porque el pasaje los prefiere a ellos y no a ustedes. Estas escenas de violencia cada vez ocurren más y son protagonizadas por pasados de lanza que en bola destruyen un Uber . ¡No sean gandallas!

5 Manejen respetando el reglamento de tránsito. ¿Qué chingados les cuesta? Sean corteses al conducir y no se comporten como gorilas imprudentes por las calles (con todo respeto a esa prudente especie de changos que habitan en las selvas).

6 Mantengan limpios sus taxis, dénles mantenimiento. Sean amables con el pasaje. ¿A poco ustedes no pueden ofrecer algo mejor que las botellitas de agua que regala Uber?¿Y si en lugar de protestar cerrando calles, ustedes, ofrecen mejores precios? ¿A poco ustedes no pueden ser mejor que Uber? ¡Dé un servicio de primera y así le darán en su ‘maye’ a los de las apps!

7 Denuncien a los funcionarios, partidos políticos o autoridades que les cobran miles y miles de pesos de mordidas para pasar la revista o adquirir sus placas o taxímetros. ¡Rompan la cadena de corrupción que tanto dinero les roba!

8 ¡No fumen en el taxi! Sean presentables con su forma de vestir. No escuchen música a todo volumen si el pasaje no está de acuerdo. No sean mal encarados y suban los vidrios cuando el viento nos dé en la jeta a los usuarios. ¡Aaaaaaaaachúuuuuu! (a veces ni “¡Salud!” nos responden).

9 No promueva a los taxis piratas. Conste que se lo advierto. Si usted, taxista legal, permite a los piratas, el que pagará las consecuencias será usted mismo.

10 No cometa la es-tu-pi-dez de marchar cerrando calles. ¿Sabe lo único que va a conseguir con eso? ¡El odio de los usuarios! De lo que se trata es de caerles bien (éxito de Uber y Cabify) y no desatar el odio contra usted (especialidad de los taxistas del DF).

(NACHO LOZANO)

Compartir
Artículo anteriorSeis segundos, por @monocordio
Artículo siguientePieza de la semana: Sten Lex
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.