Manual de Peña contra Trump

Manual

Estas son las instrucciones que deberá entender todo aquel que negocie con Trump el destino de México y el de sus vilipendiados mexicanos.

 

Siga sin entender que no entiende
No se tome la molestia de entender el alcance de sus malas y lentas decisiones como Presidente de México. Como ya saben los mexicanos: usted no entiende que no entiende. Por eso usted deberá defender hasta el cansancio que la idea de invitar a Trump a México (durante la campaña presidencial) fue una i-deo-ta que no humilló a su gobierno ni a la nación entera. Repítaselo muchas veces, porque cuando una mentira se repite tanto, se vuelve verdad.

 

Duelo de cachetadas
Cuando Trump lo insulte, lo denigre, lo doblegue, lo humille, lo injurie, lo exhiba, lo ofenda y lo agravie, usted responda con… el otro cachete. Ponga cara de guapo y haga como que todo lo tiene bajo control. Eso permitirá a Trump diga que “México le falta al respeto a EUA”, ¡Sí, así lo dijo el magnate que pisotea a México! ¡Ni más ni menos! El vulgar, racista, el misógino hizo una jugada magistral durante sus anuncios: le volteó la tortilla y lo acusó a usted de ofender a EUA. No importa, ponga en su cara una sonrisa.

LEE EL MANUAL ANTERIOR DE NACHO LOZANO: MANUAL PARA (SOBRE)VIVIR SIN MIEDO

Si lo presionan, entonces:
Sáquese de la manga choros del tipo: “nosotros somos institucionales”, “nosotros vamos a dialogar”, “llevamos buen ánimo”, “con unidad México puede enfrentar cualquier adversidad”, y el mejor de todos: “No vamos a pagar por el muro”. Sí, es el mejor de todos porque usted debe saber que si Trump ha cumplido todas y cada una de sus amenazas, no tendría porque no hacernos pagar el muro, ¿cierto?

 

Amar al que nos pega
Dese cuenta que Trump es un empresario, que piensa como empresario y cree que gobierna una empresa. Él a usted lo ve como un abarrotero que tiene una tiendita en la esquina donde trafica con criminales, migrantes ilegales y drogas. Por eso, en medio de las crisis y en lugar de responder preguntas de la prensa (mexicana, porque a la gringa usted debe responderle todo) grabe videítos en Twitter explicando por qué hace lo que hace y dando mensajes de aliento a una política exterior que está más muerta que Benito Juárez, ese que dijo que “El respeto la corrupción ajena, es la paz”… o algo así.

 

Que paguen los mexicanos
Piense: ¿qué lo detiene para salirse del TLC y pintarle cremas al tirano? ¿Qué no le permite hacer pedazos a Trump? ¿Qué lo ha hecho esperar a que aquel lo desinvite a la Casa Blanca cuando usted pudo cancelar antes? ¿Qué lo tiene agarrado de allá abajo (…) que no le permite ponerle un hasta aquí? ¿Qué sabe Trump de usted y los suyos que no sabemos los mexicanos? Cuéntenos, señor Presidente.

Compartir
Artículo anteriorVientos de guerra
Artículo siguienteHechos alternativos
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.