No más arte aburrido

Exposición de John Baldessari
Double Feature: the Set Up. Foto: cortesía del artista y Sprüth Magers

El título de esta columna remite a una especie de mantra sobre el que John Baldessari (California, 1931) ironizó cuando creó una de sus obras más importantes: en un lienzo enorme, el espectador podía leer una docena de veces “I Will Not Make Any More Boring Art” (“No haré más arte aburrido”)… ¿se les ocurre algo más aburrido? He ahí el juego del autor, quien desde sus inicios ha sido provocador, y la contradicción, una de sus herramientas.

A sus 86 años, Baldessari viene a la Ciudad de México para inaugurar lo que será su primera gran retrospectiva: “Aprendiendo a leer con John Baldessari”. La exposición del Museo Jumex se compone de más de 80 obras que incluyen sus primeras pinturas y sus icónicos fotomontajes, así como videos, esculturas, piezas con texto y ediciones de una trayectoria profesional que se extiende a lo largo de más de medio siglo.

Ya habíamos visto obras suyas en la capital, la más reciente en 2016, en la exposición del Museo de Bellas Artes “El arte de la música”. La trompeta de Beethoven abría la muestra, en la que la escultura de una oreja enorme aludía a la sordera del compositor, director de orquesta y pianista alemán, quien llegó a escuchar de manera imaginativa al final de sus días; la razón de una oreja gigante era representar la desesperación por oír; su color blanco el “sin sonido”.

Será divertido aprender a desaprender con Baldessari todo lo que se nos ha dicho que debe de ser del arte. Forzarnos a no quedarnos con un una sola o primera lectura de una pieza, entender el truco en el que reside toda obra del artista vivo más importante de la costa californiana.

Foto: double feature: the set up. cortesía del artista y Sprüth Magers