Nox News, por @goliveros

Bill O´Reilly es el hombre más relacionado con Fox News. Cierto, la compañía de noticias por cable creada por Roger Ailes, a petición de Rupert Murdoch, tiene otras figuras que podrían pasar por el horror de ser ligados con una cadena con tal sesgo como claves, pero ninguna como O´Reilly.

 Por ello, un ataque o investigación hacia su principal activo en pantalla dañaría la maquinaria económica que, hoy, lo hace el canal con mejores resultados financieros.

El caso es que, hoy, el conductor está bajo escrutinio.

Luego del escándalo que sacó a Brian Williams del asiento titular del espacio nocturno de la NBC, O´Reilly hizo un repaso de su paso como reportero, repaso que incluso le ha ayudado a escribir algunos libros de gran éxito comercial y limitada calidad literaria. Los problemas llegan cuando la mentira sale de las páginas y comentarios que, se supone, no deben ser ficción.

El conductor -que, anteriormente, fue el ancla de la versión estadounidense de Duro y Directo – alega ser corresponsal de guerra en conflictos como el de las Islas Malvinas. De hecho, alega que estuvo en campo de batalla.

Los datos dicen lo contrario, puesto que reportes obtenidos por el New York Times y la revista Mother Jones muestran que el periodista miente.

De la misma forma, el opinador -la versión televisiva de Rush Limbaugh- escribió sobre cómo escucho el disparo con el que se suicidó el supuesto cómplice de Lee Harvey Oswald.

Otra mentira: CNN transmitió una grabación donde O´Reilly es informado del suicidio. Otra mentira.

A diferencia de Williams, la defensa de Fox sobre los dichos de su estrella ha sido vigorosa. Una y otra vez han desechado las peticiones de una retractación sobre los dichos y mentiras. De hecho, Fox News lo ve como una respuesta a dos acontecimientos de los últimos días.

El primero, el escándalo de los correos de Hillary Clinton, donde la exsecretaria de estado norteamericana usó un correo privado para comunicaciones gubernamentales.

El otro es más de negocio. La última encuesta sobre credibilidad de medios en los Estados Unidos ponía a Fox por encima de CNN o cualquier canal de televisión abierta. Nada malo para un medio que se prepara para empujar la agenda conservadora durante los próximos 20 meses.

Podrá ser un mentiroso Bill O´Reilly, pero es el aceite de una maquinaria mediática cuyo interés no esta en informar la verdad, sino en influir en la agenda política.

Noticias y negocios, pues. Combinación que no sólo sucede en Fox News, sino en todas partes del mundo.

(GONZALO OLIVEROS)

Compartir
Artículo anteriorEl tucán y la próstata, por @apsantiago
Artículo siguiente#Taxista quiere hablar de sexo
Programador de radio que en sus ratos libres produce televisión. Habla en RMX y en Imagen. Su tiempo libre lo usa en hacer fiestas a las que llama 212.