Paren las prensas, por @dmorenochavez

El lunes fue un mal día para los medios digitales. O quizá, visto desde otra perspectiva, un gran día, porque casi todos tuvimos muy buenos números de visitas.

Todo empezó con un post que un diputado local del PRD en el estado de México, Octavio Martínez, subió a su muro en Facebook el domingo: “16 cuerpos de mujeres son encontrados sin vida en Ecatepec en el canal del perímetro de la curva del diablo a Héroes Primera, padres de jóvenes desaparecidas exigen al gobierno dar con los responsables, increíble que ningún medio de comunicación en nuestro País comente tan trágicos acontecimientos”.

Ese día no pasó nada.

El diputado, en un nuevo post, le sumó la foto de una mujer muerta como si fuera del día. Y eso fue suficiente.

Con base en lo dicho por el diputado, la nota pronto se volvió un “encuentran 16 cuerpos de adolescentes en Ecatepec” y entró a los medios digitales hacia las 3 de la tarde.

¿Cómo no indignarse ante esta revelación? El horror. Más, si tomamos en cuenta que el Estado de México -y particularmente Ecatepec- han sido golpeados por el crimen y la impunidad.

La nota fue miles de veces compartida. Y en todas los textos, el origen de la información era sólo el diputado.

Pasaron horas para que el gobierno mexiquense reaccionara. Hasta las 9 dela noche, el procurador del Estado de México salió a decir que la información era falsa.

¿Quiénes se enteraron?

El desmentido fue compartido 10 veces menos. No sólo por la hora, sino porque legítimamente no hay razones para creerle al procurador.

Sin embargo, ¿por qué habríamos de creerle al diputado? El colmo: pronto pudo probarse que la foto que había utilizado era, en realidad, de algo ocurrido en enero.

Intencionalmente no me meto a debatir sobre si es cierta la nota o no. Nosotros, en Animal Político, no tenemos elementos para afirmarlo, pero eso no significa que sea falso o que consideremos un tema menor el medio centenar de adolescentes desaparecidas en la zona. La demanda sigue en pie: ¿dónde están? ¿por qué no ha hecho nada la autoridad?

Pero hoy nadie tiene pruebas.

El tema, en realidad, me sirve de pretexto para volver a revisar lo que estamos haciendo con el periodismo digital. Tuve la oportunidad de comentarlo hace unos días, en el Foro de Medios Digitales que organizó Factual: el periodismo digital, lo digo como autocrítica, está marcado hoy por una competencia mortal para ver quién tiene más clicks, más visitas. Y en esta competencia, el rigor y la ética se olvidan.

Corremos el riesgo, hoy más que nunca, de sepultar la esperanza de que las nuevas plataformas y herramientas que nos ofrecen internet y redes sociales estén al servicio de un mejor periodismo, más cercano y más útil al lector, capaz de explicarle lo que ocurre.

Hoy, la prioridad es ver quién es más escandaloso, quién da la nota más espectacular y la sube más rápido.

Quizá es hora de revisar nuestros procesos, de retomar viejas reglas del periodismo, de ponerle pausa a nuestra competencia por los clicks.

No está de más insistir que el periodismo digital puede resolver una promesa incumplida por el periodismo en nuestro país: ser espejos fieles de la realidad, darle herramientas al lector para tomar decisiones informadas, ser útiles.

Hoy, la dictadura del click está acabando con todo esto.

(DANIEL MORENO CHÁVEZ)

Compartir
Artículo anteriorMuertos de segunda, por @mariocampos
Artículo siguienteAsí se verá el nuevo cine Cosmos
Periodista y director de AnimalPolitico.com. Ha trabajado en "Reforma", "Milenio" y "El Universal". Es profesor en la maestría de Periodismo del CIDE y colabora en distintos espacios radiofónicos, como Fórmula y W Radio.