STD DESDE LO VIRTUAL

En la época del sexo fácil, la historia no se repite, pero tiene tintes de mucha similitud a los 70.

Entonces, la aparición de la píldora anticonceptiva y el movimiento feminista dieron una libertad sexual sin precedentes en la historia. Dicha libertad ayudó a dar nuevos espacios de poder a la mujer y, sin duda, a un crecimiento en la protesta por la universalidad de derechos que dotará a homosexuales de posibilidades que, aún hoy, son escasas.

Además, la utilización de antibióticos para la lucha contra enfermedades de transmisión sexual fue apoyo para que el boom sexual -incluida la industria pornográfica- creciera.

Llegaron los 80 y la aparición del GRID, que tiempo después se matizara a AIDS, frenó dicha libertad. La falta de conocimiento sobre el VIH y de tratamientos que frenarán su propagación se combinó con el estigma y la renuencia de gobiernos conservadores en dar herramientas de investigación e información que ayudarán a su detección temprana y paro. El miedo fue el instrumento por el que la sociedad terminó la fiesta de diafragmas y pastillas anticonceptivas. El preservativo como vía para poder vivir una vida sexual, con riesgos pero aceptables.

Treinta años después del caso Hudson -que obligó a la administración Reagan a cambiar así fuera un poco su política hacia la enfermedad-, el VIH es una enfermedad crónica y no mortal, los tratamientos convierten al virus en indetectable y hay nuevos fármacos -el ya famoso Truvada- que han probado inhibir el contagio de forma casi total.

(De hecho, hay pruebas en grupos de control donde 100% de los pacientes está sano tras exponerse con el medicamento al virus).

Ahora, con la facilidad de ligue con aplicaciones virtuales, el sexo se ha vuelto otra vez fácil.

Para algunos, eso es peligroso.

La AIDS Healthcare Foundation lanzó una campaña donde alerta sobre la posibilidad de contagio de gonorrea y clamidia a partir de encuentros furtivos pactados por aplicaciones como Tinder y Grindr. Esto ha despertado la ira de los accionistas y dueños de ambos sistemas. Tinder ha conseguido una orden de desestimiento a la campaña de la AHF.

Lo cierto es que los casos de Gonorrea se han disparado en los últimos meses a nivel mundial. Algunos de ellos, incluso, se han vuelto resistentes a medicamentos como la penicilina de tercera generación. La CDC norteamericana aconseja nuevos métodos de control y protección, incluido el sexo oral.

Contagios reales a partir de contactos pactados en lo virtual y bajo la fatua seguridad del avance científico. Repetimos los errores de hace 30 años a partir de nuestra irresponsabilidad.

Compartir
Artículo anteriorEl maíz en el centro
Artículo siguienteActivista
Programador de radio que en sus ratos libres produce televisión. Habla en RMX y en Imagen. Su tiempo libre lo usa en hacer fiestas a las que llama 212.