5 pasos para convertir tu azotea en un oasis verde

Las azoteas verdes tienen muchos beneficios. Cuando son hechas correctamente, por ejemplo, ayudan a disminuir el impacto ambiental de una casa y contribuyen a contrarrestar el calentamiento global al incorporar espacios verdes a las ciudades. También disminuyen la temperatura del inmueble donde se instala y mejoran la calidad del aire.

En el Distrito Federal, estos techos verdes aumentan el valor de tu propiedad y te permiten obtener un descuento del 15 por ciento en el pago del impuesto predial. Por eso, decidimos reunir para ti una serie de consejos para facilitarte la construcción de una azotea verde en tu casa.

Primero, es importante que pienses qué tipo de hábitat quieres. Las opciones son las siguientes:

– POR NATURACIÓN DIRECTA (LA PLANTA ES CULTIVADA EN EL SUELO):

En este caso, el costo es más elevado (puedes gastar entre 4,500 y 6,000 pesos por metro cuadrado) y es necesario que consultes a especialistas para saber si tu propiedad cuenta con las características necesarias.

1. La casa debe de tener una capacidad de carga de al menos, 110 kilos por cada metro cuadrado.

2. Se requiere un proyecto arquitectónico para determinar cómo se construirá, ya que se requiere analizar si hay obstáculos en el techo como tinacos, domos, etc.

3. Antes de instalar todos los aditamentos, el área debe recibir impermeabilización especial a prueba de raíces para que con el paso del tiempo no se tengan problemas de humedad en la construcción.

4. La zona debe de contar con un sistema efectivo de drenaje para que no se formen posibles charcos en la azotea

5. Selecciona especies que tengan la capacidad de almacenar agua, que requieren poco riego y que sean resistentes a mucho sol.

AzoteaVerdeEcología2

–  POR NATURACIÓN INDIRECTA (LA PLANTACIÓN SE REALIZA EN MACETAS):

El costo de esta técnica es más barata y primero debes diseñar cómo quieres que sea tu área verde urbana.

1. Debes impermeabilizar tu azotea para evitar problemas de humedad en el área.

2. Adquiriere plantas que sean más resistentes al calor, al viento y que sean fáciles de cultivar.

3. Puedes utilizar materiales reciclables que sirvan de macetas como: pet, botes, latas, botellas, cubetas, ollas y llantas viejas, huácales  o contenedores viejos.

4. En ambos casos de azotea, cuando compres insecticidas, fíjate que contengan ingredientes naturales que no dañen el ambiente y, de preferencia, siempre adquiere abonos naturales.

5. Lo más importante es que uses tu creatividad e ingenio para que quede de acuerdo a tus gustos y necesidades.

(Fotos: Cuartoscuro)

Compartir
Artículo anteriorUn foro sobre escritores y para escritores
Artículo siguiente¡La FILIJ cumple 35 años!
Leal a mis pasiones y fiel a mis convicciones, creo en el periodismo como una escuela de vida. Escribo para ti… mi mejor recompensa es que tú me leas. Antes Milenio, hoy Máspormás.