“Ahora le toca a Tabasco”, por Daniel Moreno

Apenas en dos días alcancé a contar 15 entrevistas en radio del gobernador de Tabasco, Arturo Núñez. Y sólo en la llamada radio nacional.

En todas, Núñez usó palabras como “saqueo”, “catástrofe” para referirse al gobierno de Andrés Granier, su antecesor. “Se lucró con el patrimonio del pueblo”.

“Hay adeudos a proveedores, gastos no reportados, adeudos bancarios no reportados, y un adeudo en revisión de 865 millones de pesos con CFE, mil 900 millones de programas federales están desaparecidos…”

Y ni qué decir de contratos a familiares, empleos para todos los amigos y una deuda de al menos 17 mil millones de pesos.

Si nos atenemos a su dicho, parece haber suficientes pruebas para que Andrés Granier, algunos colaboradores y hasta familiares vayan a la cárcel.

Pero no se emocionen, porque cuántas veces hemos escuchado lo mismo.

¿Ejemplos? Decenas, si nos remontamos a los últimos 20 años, cuando la alternancia en gobiernos estatales abrió la puerta grande de este tipo de denuncias. Las primeras que recuerdo fueron en 1989, cuando el PAN ganó su primera gubernatura, la de Baja California. Y al final, a su antecesor no le pasó nada.

Pero no nos vayamos tan lejos. Gabino Cué, el gobernador de Oaxaca, usó casi las mismas palabras que Núñez. Anunció hace ya un año que Ruiz tendría que comparecer ante la justicia.

A uno de los funcionarios, Héctor Pablo Ramírez Puga, quien era el vocero de Ruiz, lo acusaron de contratar 700 millones de pesos en publicidad para su propia estación de radio.

Ramírez Puga hoy es titular de Liconsa.

Antes, Miguel Alonso, gobernador de Zacatecas, acusó a Amalia García. Habló de mil 500 millones de pesos mal gastados o desaparecidos. ¿Recuerdan que se denunció que García le había dado préstamos, con dinero público por casi 400 millones de pesos, a periodistas, deportistas y políticos?

Hoy Amalia García es diputada federal.

Fausto Vallejo, de Michoacán, habló en el mismo tono de su antecesor, Leonel Godoy, apenas dos semanas antes que Núñez.

En Michoacán tardaron un año en concluir que les habían dejado una deuda de 32 mil millones de pesos, que incluían también recursos federales que nunca llegaron a gastarse en los programas para los que estaban previstos.

Y qué decir de Humberto Moreira. Hoy estudia historia en España, becado por el SNTE.

Por supuesto, no siempre las denuncias van acompañadas de pruebas. Menos aún podríamos decir que los señalados sean culpables.

Pero, ¿de veras no ha habido pruebas contra ninguno? Porque nunca ha pasado nada.

Por lo pronto, el tema de la semana fue Tabasco. Ojalá que Arturo Núñez sí llegue al fondo. Quisiera creerlo. ¿Me dan permiso de ser por lo menos un poco escéptico?

¡Anímate y opina!

Correo: daniel.moreno@animalpolitico.com

* Daniel Moreno

Periodista, ha trabajado en diversos medios como Reforma, Milenio y El Universal. Actualmente dirige AnimalPolitico.com y colabora en distintos espacios radiofónicos, como en Fórmula, Reactor 105 y en máspormás Radio.

(DANIEL MORENO | MÁS POR MÁS)