Casinos: del sueño a la adicción

Deslumbrado por la ilusión de una vida de lujos y riqueza sin mayor esfuerzo, Carlos del Moral apostó todo al azar: entre 2000 y 2004, acompañado por su esposa, pasó días y noches jugando bingo en un casino del DF y otro de Naucalpan, Estado de México.

Durante esos años, Del Moral conoció a muchas otras personas que, al igual que él, “apostaron” al azar para salir de problemas, pero obtuvieron lo contrario: deudas, problemas familiares, premios que se perdían en nuevas apuestas, y la ilusión constante de recuperar todo lo invertido con el premio “acumulado”.

Fue hasta después de la disolución de su matrimonio, cuando se gastó más de medio millón de pesos –producto de la venta de una propiedad- en partidas de bingo y máquinas “tragamonedas”, que Carlos se dio cuenta que sufría de una enfermedad: la ludopatía, definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el “comportamiento de juego desadaptativo, persistente y recurrente, que altera la continuidad de la vida personal, familiar y profesional del individuo”.

Ni estadísticas, ni prevención

En México, no existen estudios oficiales sobre ludopatía, pero basta visitar cualquier casino de la ciudad para percatarse que la afición por el juego va en aumento.

La OMS, por su parte, estima que el 3% de la población padece de ludopatía, por lo cual se calcula que en México hay entre dos y tres millones de apostadores compulsivos.

Respecto al crecimiento de casinos, un informe de la Secretaría de Gobernación del cual Más por Más tiene copia, revela que hay 32 empresas permisionarias que operan 405 casinos en todo el país.

La mayoría de ellos, abrieron sus puertas en la década pasada.

En el Distrito Federal, de acuerdo al informe de SEGOB, operan 39 casinos.

Pero a la par del crecimiento de casinos no existe una estrategia de prevención de parte de las autoridades.

“El problema se ha agravado en todo el país y el gobierno no ha querido reconocerlo como un tema de salud pública, esperamos que en esta administración el Consejo Nacional contra Adicciones tome el tema en serio”,  dice Del Moral, quien después de su experiencia como apostador compulsivo se rehabilitó y fundó el Centro de Atención de Ludopatía y Crecimiento Integral.

Adicción oculta

Lo más complicado de la ludopatía, según Carlos del Moral, es aceptar que es una enfermedad y no un pasatiempo común y corriente. 

“El hábito de visitar casinos es socialmente aceptado, pero se vuelve un comportamiento obsesivo-compulsivo, y existe mucha resistencia a aceptar la enfermedad”, asegura el también productor del programa de radio por internet “Del Juego al Fuego”, dedicado a informar sobre la ludopatía.

Para ayudar a una persona con ludopatía, explica Del Moral, se debe entender, reconocer y tratar el problema.

“Tengo ocho años limpio de apuestas, y por eso ahora me dedico a ayudar, junto a otros profesionales, a personas que quieran salir del círculo vicioso de las apuestas”.

¿Sabías qué?

·      Entre 65 y 70% de los asistentes a los casinos son mujeres y personas de la tercera edad.

·      35% de ludópatas han cometido actos ilegales para seguir jugando

·      Un ludópata afecta entre 10 y 15 personas de su entorno cercano

·      La tasa de suicido es 20 veces más alta entre ludópatas

*FUENTE: Organización Mundial de la Salud/ Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (AIEJA)/ Asociación Di No a Los Casinos.

¿Cómo reconocer a un ludópata?

·      Habla, piensa y fantasea constantemente sobre el juego y las apuestas.

·      Está inquieto o irritable cuando no puede jugar.

·      Intenta recuperar las pérdidas del juego con más juego.

·      Oculta a su familia y amigos las cantidades destinadas al juego.

·      Comete actos ilegales para obtener más dinero para apostar.

·      Pide dinero prestado a familiares, amigos o conocidos para cubrir pérdidas del juego.

·      Vende objetos de valor o propiedades para financiar el juego.

·      Utiliza cualquier pretexto o celebración para ir al casino a jugar.

·      Descuida reuniones familiares por estar en el casino.

¿Dónde pedir ayuda?

La ludopatía puede ser tratado en centros privados de atención, o en grupos similares a los de Alcohólicos Anónimos. ¡Conócelos!

Centro de Atención de Ludopatía y Crecimiento Integral, A.C.

Insurgentes Sur 300, desp. 121, col. Roma.

Tel. 5571-0723

Mail: jugadoresenrecuperacion@yahoo.com.mx

Jugadores Anónimos de México.

Jaime Balmes Núm. 11 Local 105, Col. Polanco

Tel. 5433 1942

Mail: jugadorescompulsivos@hotmail.com

(Manuel Larios)