CC-Chapultepec | Especialista de NY busca consenso entre autoridades y opositores

En medio de la discusión entre ciudadanos y autoridades del DF sobre el proyecto del Corredor Cultural Chapultepec, Meg Walker, una especialista en participación ciudadana para la creación de espacios públicos, visitó la ciudad de México para recomendar al gobierno escuchar las necesidades y visiones de los vecinos respecto de la avenida.

“La gente necesita ser escuchada, es una necesidad emocional ser escuchado. A veces la oposición ni siquiera tiene que ver con el proyecto, tiene que ver con que no escucharon  a la gente y por eso se enoja”, afirmó.

A través de un taller en el que estuvieron representados los diferentes sectores involucrados en el proyecto del corredor, voces tanto a favor como en contra, la integrante de la asociación civil Project for Public Spaces (PPS), de Nueva York, recopiló ideas sobre las necesidades a resolver y los usos que se le podría dar a esa vialidad, que pretende ser intervenida con una inversión público-privada.

En entrevista con Máspormás, la arquitecta Meg Walker asegura que el conflicto entre vecinos y autoridades por la manera de intervenir los espacios públicos es común aquí y en todo el mundo.

ESTO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CC-CHAPULTEPEC | SIN FECHA PARA LA CONSULTA POR EL CORREDOR

“Es un problema frecuente y hemos encontrado que a veces se contrata un arquitecto, diseña el proyecto, pero el proyecto no empata con las necesidades que tiene la comunidad”, dice.

Lo que pasa, agrega, es que “generalmente se contrata a un profesional que se basa sólo en el proyecto, ve sólo su proyecto”, y lo que en PPS tratan con sus intervenciones es que los desarrolladores y los gobiernos, en vez de enfocarse en el proyecto, se enfoquen en el lugar y escuchen las necesidades de los vecinos y empresarios de la zona y consensen.

Walker, con más de 20 años de experiencia en participación ciudadana, asegura que todos los conflictos por proyectos se pueden resolver si es escucha a la gente.

En los talleres que PPS organiza, se invita a la gente y se entablan discusiones sobre los problemas del vecindario, los invitan a observarlos directamente y a expresar cuáles son los problemas de tráfico, de inseguridad y después,  través de lluvias de ideas, los ciudadanos aportaron propuestas de cómo resolver el espacio.

VOCES POR CHAPULTEPEC

El pasado martes 29 de octubre, Walker encabezó un taller así en una galería de la colonia Roma con 50 personajes involucrados de alguna manera con el plan del Corredor Cultural Chapultepec, incluidos vecinos en contra, vecinos a favor, empresarios, restauranteros, activistas, arquitectos, dieñadores, medios de comunicación y los inversionistas del proyecto. Aunque fueron invitados, los representantes del gobierno no asistieron.

“Vamos a tratar de involucrar a la gente, tratar de explicar y comprender cuáles son los problemas, cuáles son las soluciones y cómo el público lo van a poder utilizar y usar”, dice en la entrevista, realizada un día antes del taller.

Dicho encuentro se hizo de manera paralela a la discusión que se da en el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), cuyos integrantes decidirán las preguntas a formular y la fecha de aplicación de la consulta ciudadana sobre el tema, solicitada por el Consejo Ciudadano de la Delegación Cuauhtémoc. El IEDF no ha emitido una resolución.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: CC-CHAPULTEPEC | VIVIENDAS ALEDAÑAS AUMENTARÁN DE VALOR CON EL PROYECTO

En el taller, con la metodología de Walker y PPS, se recopilaron ideas sobre qué y cómo mejorar la avenida Chapultepec, para que estas ideas puedan ser tomadas en cuenta como parte del concurso al que convocó la Agencia de Inversiones PROCDMX el pasado 18 de agosto a través de la Gaceta Oficial del DF.

“El taller es importante porque nos va a permitir acercarnos a más ideas para este concurso que ocurra después de la consulta, independientemente de los resultados de la consulta. Es muy importante escuchar a la gente”, afirmó Walker.

Los resultados del taller serán entregados a las autoridades capitalinas, con la intención de que sean analizadas e incorporadas en la elaboración del diseño arquitectónico del corredor, independientemente si ése tenga o no el segundo piso peatonal.

Compartir
Artículo anteriorEl bar de los fotógrafos
Artículo siguienteDiosa y diabla
Rafael Montes es reportero de la ciudad desde hace siete años. Apasionado de la movilidad, el urbanismo y el medio ambiente. Ciclista y peatón cotidiano, no tiene auto y sólo de ser muy necesario deja la bici para subirse al Metro o al coche de su novia.