Endurecen el Hoy No Circula, pero sólo unos meses

Para la temporada que va del 5 de abril al 30 de junio, incluidos los sábados, el HoyNoCircula en la Ciudad de México y 18 municipios aledaños se aplicará para todos los automóviles y vehículos con placas federales, sin importar el holograma con el que cuenten, con base en el color de su calcomanía y de la terminación de sus placas.

Es decir, no importa que un auto tenga holograma cero o doble cero, deberá dejar de circular de acuerdo con el color y número indicado en el programa HoyNoCircula vigente. Esto aplica para los automóviles y por primera vez, a motocicletas, que ingresan a la Ciudad de México y su zona metropolitana, desde otras entidades.

Así lo anunciaron los integrantes de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), en conferencia de prensa, como una medida emergente para evitar que los niveles de ozono se eleven en esta temporada a niveles peligrosos para la salud de los habitantes.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: TRANSPORTES PESADOS GENERAN MÁS CONTAMINACIÓN, DICE ESTUDIO

El periodo de febrero a junio es una temporada del año en que el calor y la estabilidad atmosférica complican la dispersión de los gases contaminantes. Además, actualmente, el fenómeno de La Niña contribuye a que haya menos humedad y más calor.

La CAMe también informó que para esta misma temporada, se suprimirá la fase de precontingencia ambiental, por lo que una vez que se rebasen los 150 puntos del Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (IMECA), se activara inmediatamente la fase de contingencia, lo que traerá consigo medidas de emergencia.

En fase uno de contingencia, éstas son: además del color de calcomanía y terminación de placa indicados por el programa Hoy No Circula, deberán dejar de circular los autos y vehículos de transporte público federal que tengan calcomanía del color que las autoridades decidan restringir.

Para el transporte público local, las autoridades vigilarán que no circulen los vehículos altamente contaminantes.
En esta fase, la industria ubicada en el Valle de México y municipios aledaños deberá reducir hasta 40% sus emisiones y las estaciones de servicio de gas LP y gasolinas dejarán de funcionar, según la terminación de su número de identificación y con base en los números que restringe el HoyNoCircula y solo si no tienen tecnología para absorber los gases que generan.

En la fase dos de contingencia, que se activará cuando los puntos IMECA rebasen los 200, dejarán de circular, adicionalmente a los que indique el programa HoyNoCircula, los vehículos particulares y de transporte público federal con terminación de placas pares y nones, alternadamente. Igualmente, para el transporte público local, las autoridades vigilarán que no circulen los vehículos altamente contaminantes.

En esta fase, la industria deberá reducir sus emisiones en 60% y las gasolineras deberán dejar de funcionar, alternadamente según la terminación de su identificación, en pares y nones, solo si no tienen tecnologías que absorban los gases que generan.

NO SERÁ EN TODA LA MEGALÓPOLIS

Contrario a lo que dijo el jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, de que ahora se aplicará el programa Hoy No Circula en las seis entidades de la Megalópolis, la CAMe afirmó que esa propuesta todavía no se analiza.
El secretario de Medio Ambiente del Estado de México, Miguel Ángel Contreras Nieto, afirmó que hasta ahora no hay ni propuesta ni una instrucción en el interior de la CAMe para aplicar este programa en otras entidades diferentes a la Ciudad de México.

Por lo pronto este programa se aplicará en la Ciudad de México y 18 municipios conurbanos del Estado de México:

Atizapán de Zaragoza
Coacalco
Cuautitlán
Cuautitlán Izcalli
Chalco
Chimalhuacán
Ecatepec de Morelos
Huixquilucan
Ixtapaluca
La Paz
Naucalpan de Juárez
Nezahualcóyotl
Chicoloapan
Nicolás Romero
Tecámac
Tlalnepantla de Baz
Tultitlán
Valle de Chalco

(Foto: Cuartoscuro/Archivo)

Compartir
Artículo anteriorSOLUCIÓN SUDOKU: 30 MARZO 2016
Artículo siguienteEn la CDMX se desperdicia 40% del agua debido a las fugas: OCDE
Rafael Montes es reportero de la ciudad desde hace siete años. Apasionado de la movilidad, el urbanismo y el medio ambiente. Ciclista y peatón cotidiano, no tiene auto y sólo de ser muy necesario deja la bici para subirse al Metro o al coche de su novia.