Esta semana comienzan estudios de suelo para hospital de Cuajimalpa

Esta semana comenzarán los estudios del subsuelo del predio en donde se encontraba el Hospital Materno-Infantil de Cuajimalpa, destruido por una explosión de gas hace casi un año, para determinar qué tipo de cimentación tendrá la construcción del nuevo inmueble, informó la Secretaría de Obras y Servicios capitalina.

A través de un comunicado, la dependencia anunció que el estudio de mecánica de suelos permitirá conocer las capacidades de carga, probables asentamientos y desempeño del proyecto, con el fin de garantizar su eficiencia y rapidez en la obra.

Los trabajos de demolición del Hospital Materno-Infantil terminaron en diciembre pasado con el desmantelamiento de la estructura interior, el retiro de tuberías hidráulicas, cancelería, vidrios, fierro y madera, para comenzar con los trabajos de excavación y la demolición de elementos estructurales de concreto.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: NUEVO HOSPITAL DE CUAJIMALPA SIGUE EN ESPERA DE RECURSOS

El predio que ocupará el nuevo hospital tendrá diez mil metros cuadrados, con una capacidad para 72 camas censables, por lo que podría alcanzar hasta los tres niveles de altura. Además, se habilitarán elementos para permitir un mejor desplazamiento al interior del inmueble, con lo que se convertirá en el primer hospital con estas características en la demarcación.

La nueva infraestructura requerirá una casa de máquinas, locales de residuos, planta de tratamiento y una cisterna, así como un laboratorio, gabinete de electrodiagnóstico, áreas de urgencias, terapia intensiva, administrativas, de apoyo y una farmacia.

Además, contará con consulta externa, imagenología, anatomía patológica, medicina transfusional, unidad quirúrgica, tococirugía, hospitalización, área de gobierno y de apoyo, estacionamientos, reja perimetral, caseta de vigilancia y plaza de acceso.

Durante la primera intervención, en agosto del año pasado, se retiraron cinco mil 160 toneladas de escombro, 556 de desechos ferros y 48 de basura en el terreno que ocupó el Hospital Materno-Infantil.

El 29 de enero del año pasado, la fuga de gas de una pipa de la empresa Gas Express Nieto causó la explosión del hospital, provocando la muerte de cinco personas y más de 70 heridos. Tras el accidente, el GDF demandó a la empresa por los daños causados.

(Información: Notimex / Foto: Cuartoscuro/Archivo)

Compartir
Artículo anteriorLa Ciudad de México en los medios: 25 de enero de 2016
Artículo siguienteTu plan (gratis) para hoy: 25 de enero
Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo, de la FES Aragón (UNAM). Leo, escribo, visito museos, eventos de teatro, música y literatura. Eco-friendly. Vivo en una constante relación amor-odio con la Ciudad de México.