“Mensajes en bicicleta” por Guillermo Osorno

Sígueme en @guillermosorno

Jessica, una chica de 24 años, llega con su bicicleta y la coloca en un ciclo estacionamiento que está en frente de el Café La Procedencia, en la colonia Roma.

Ella es mensajera.

Cuando no está estudiando comunicación en la FES Acatlán, se la pasa montada en la bici entregando sobres, paquetes o haciendo encomiendas.

Jessica es uno de las 7 socios fundadores de @bicienvía.

Esta es una empresa que combina cierto activismo ciclista (aunque ellos dicen que no hacen política propiamente, los socios se conocieron en las actividades que organiza la comunidad de bicicleteros); innovaciones tecnológicas (la mayoría de los pedidos se pueden hacer por medio de su cuenta de twitter, las rutas de entrega se pueden ver por una adaptación de Google maps, además de que las tarifas se tasan por kilómetro recorrido y son transparentes para todos); y un espíritu igualitario (pues son una cooperativa, y esto significa que el porcentaje mayor de las ganancias van para los propios mensajeros).

Son parte de una nueva ola de servicios de mensajería en bicicleta, como BiciMensajeros DF y Nómada Mensajería Urbana.

Nacieron hace poco más de un año y por eso son también han estado montados en la moda creada por la película Ride Like Hell, donde Joseph Gordon-Levitt hace el papel de un mensajero arrojado.

Eso aumentó enormemente las solicitudes de trabajo.

Pero Jessica hace mucho énfasis en que la política de @bicienvía es privilegiar la seguridad sobre la intrepidez.

Se exige que los mensajeros respeten las reglas de tránsito porque un mensajero en promedio recorre entre 70 y 100 kilómetros diarios.

Con todo, sus mensajeros llegan a cualquier parte de la ciudad: Milpa Alta, incluso Santa Fe, llueve, truene o relampaguee.

Para cargas pesadas, usan un triciclo: por ejemplo, cuando tiene que repartir la sidra de un productor local.

Entre sus clientes más asiduos están el Registro Civil, así como una compañía de videojuegos, aunque también sus servicios son solicitados por fotógrafos, artistas, profesionistas y pequeños empresarios, la mayoría en la zona del Centro y la Roma-Condesa.

Jessica contó que el pasado 14 de febrero transportó flores y un globo gigantesco que se soltó de su amarre y voló.

Afortunadamente, le había tomado una foto y pudo conseguir uno igual

Además de Twitter, la gente puede contratar este servicio de mensajería por la web, www.biciencvia.com.mx, por teléfono 63041694, o por correo electrónico, bicenvía@bicicooperativa.mx.

¡Anímate y Opina!

(Guillermo Osorno | MÁS POR MÁS)