México encanta a la Fórmula E con carrera única

En un ambiente de fiesta pero sin el clásico rugir de los autos de carreras, la Fórmula E visitó por primera vez México en donde el piloto brasileño Lucas di Grassi pasó del triunfo a la decepción.

Horas después de haber finalizado la competencia y todavía con la emoción del festejo, la Fórmula E anunció que di Grassi había sido excluido de la carrera y por lo tanto de su trofeo porque su auto no cumplió con el peso adecuado.

Por detrás del brasileño llegaron los pilotos Jerome D’ Ambrosio y Sebastien Buemi. El mexicano Salvador Durán finalizó en el puesto 16. Con este resultado, el campeonato de la Fórmula E sigue en manos de di Grassi. La siguiente parada será Long Beach, California.

El Autódromo Hermanos Rodríguez, a diferencia del Gran Premio de la Fórmula 1 que se corrió en noviembre, no llenó todas sus butacas, pero sí le puso emoción a la única carrera de la categoría que no se realiza en un circuito callejero.

http://twitter.com/_antonio_gt/status/708828756161376257

ESTO TE PUEDE INTERESAR: FÓRMULA 1 EN LA CDMX DEJÓ INGRESOS POR 12 MIL MILLONES DE PESOS

“Me sentí como Mick Jager”

La euforia por el regreso del automovilismo de clase mundial al país parece que no se ha terminado y en esta ocasión los fanáticos mexicanos volvieron a demostrarlo.

En conferencia de prensa al terminar la carrera, los tres primeros lugares coincidieron en que el público azteca hizo especial esta visita.

“Me sentí como Mick Jager durante un concierto”, dijo D’ Ambrosio al recordar la premiación frente a miles de mexicanos en el Foro Sol, mismo escenario en donde los Rolling Stone ofrecerán un show en menos de 24 horas.

Y es que los mexicanos no sólo corearon los nombres de los ganadores y aplaudieron el esfuerzo del piloto nacional, también participaron en un evento a favor del medio ambiente. Los autos son eléctricos y no contaminan, pero aún así superan los 200 km por hora en ciertas condiciones.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: ESTO ES LO QUE PODRÁS DISFRUTAR CON LA FÓRMULA E EN LA CDMX

Además, hubo exhibiciones de bicicletas eléctricas, autos de lujo y go karts con el mismo sistema, simuladores, carreras para niños en pistas de juguete y hasta un taller infantil para armar autos con material reciclado.

México lo hizo de nuevo y parece que el romance entre la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y el país sigue creciendo. La siguiente cita de este romance será el 30 de octubre con el Gran Premio de México de Fórmula 1 en donde ahora sí retumbarán los motores.

(Foto: Antonio García)